•  |
  •  |

Con el compromiso de “vamos a investigar” de boca del fiscal electoral Armando Juárez, el sindicalista magisterial, José Siero, se retiró de la Fiscalía la mañana de ayer, luego de finalmente lograr introducir una denuncia por delitos electorales contra el partido Frente Sandinista y su secretario, el presidente de la república y candidato, Daniel Ortega.

En la exposición de su acusación, Siero señaló violación a los artículos 87 y 175 de la Ley Electoral, que prohíben la utilización de bienes estatales para realizar propaganda política-partidaria.

Su argumento lo basó en la colocación -desde que inició el año escolar- de banderas rojinegras, posters de la campaña y otros carteles que pide la reelección de Ortega en los centros de educación pública.

Siero adjuntó a su denuncia copias de los registros noticiosos del “abanderamiento de los colegios” y de la saturación de los murales escolares de mensajes que llaman a votar en la casilla del FSLN, como el registrado en la edición de EL NUEVO DIARIO del 16 de febrero, que recoge la descarga propagandística con que fueron recibidos los estudiantes en su regreso a clases 2011.

Siero además señaló la suspensión de las tareas escolares para que los colegiales participen en actividades partidarias.

Detalles
Asimismo, señaló cómo por medio de la Federación de Estudiantes de Secundaria, FES, en los centros educativos se hace un fuerte trabajo político que incluyen actividades como la convocada el 14 de julio, Día de la Bandera Nacional, cuando según reportó este rotativo, las bandas de los colegios, convocados por la FES, desfilaron en una avenida de la capital enarbolando el rojo y negro estandarte sandinista y portando carteles alusivos a la reelección de Ortega.

“La Ley General de Educación en el artículo 50 prohíbe el proselitismo político partidario de los colegios públicos de Nicaragua”, enfatizó el denunciante que es miembro de la Unidad Sindical Magisterial.

Según Siero, el fiscal Juárez le aseguró que daría curso a las indagaciones. “Basta con que se dé una vuelta por cualquier colegio y podrá comprobar, no necesita investigar tanto”, argumentó el sindicalista.

Cabe mencionar que el propio secretario general de la Asociación Nacional de Docentes de Nicaragua, Anden, José Antonio Zepeda, afín al partido gobernante, admitió públicamente el activismo político en los colegios y hasta se arrogó el derecho para ello.

“Les decimos a los compañeros por qué tienen que votar por el Frente Sandinista todos los días y por eso andamos en las aulas, en las escuelas”, “¿Cuál es el problema que sea en la escuela?”, fueron las claras palabras de Zepeda.

Tomando en cuenta todas estas admisiones y lo “fácil” que a juicio de Siero es que se compruebe la propaganda política en los centros públicos, dijo que espera una resolución sin mayor demora de parte de la Fiscalía Electoral.