•   Corresponsal END San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |

La cancillería tica especula que el objetivo del dragado en el Río San Juan de Nicaragua supone la construcción de obras en su desembocadura como un oleoducto y una marina, además de la represa Brito que usaría también aguas del Lago Cocibolca.

El canciller a.i. Carlos Roverssi señaló al diario La Nación que Nicaragua busca financiamiento para tales proyectos sin haberle mostrado a Costa Rica los estudios de impacto ambiental, a pesar de ser cierto que se construirán tales obras, son en territorio nicaragüense.

Incluso el canciller dice que en varias notas diplomáticas remitidas a Managua ha planteado consultas al respecto y no ha logrado aún respuestas de las mismas.

Según el diplomático, los indicios costarricenses para pensar sobre el desarrollo de tales proyectos se basa en información recopilada en embajadas ticas en países donde Nicaragua habría buscado respaldo, monitoreo de prensa internacional y consultas con empresas internacionales de ingeniería.

El oleoducto y la marina se construirían en la desembocadura del Río San Juan, en el mar Caribe, que junto a la represa Brito podrían causar daños a humedales en territorio costarricense, según este país, lo cual es analizado en el Consejo de Seguridad del gobierno que preside Laura Chinchilla.

De acuerdo con Roverssi, el gobierno de Nicaragua contrató y recibió de una empresa de Estados Unidos los planos para construir la marina; además de gestiones recientes que habría realizado el canciller Samuel Santos en Rusia y República Checa, para buscar financiamiento para los proyectos.

La paranoia costarricense llega al extremo de cuestionar un aeropuerto que se construye en San Juan de Nicaragua, algo que han pedido a gritos los habitantes del lugar desde hace años, debido al aislamiento por el que han vivido durante mucho tiempo; además de promover el turismo.

Roverssi especula que la construcción de la pista de aterrizaje, la cual calcula en 3 mil metros de longitud, significa que Nicaragua planea desarrollar grandes obras en la zona.

El Ministro de Seguridad, Mario Zamora, aseveró que la ubicación de la pista obligaría a las aeronaves aterrizar o despegar usando espacio aéreo tico.