•  |
  •  |
  • EFE

El jefe del Ejército de Nicaragua, el general Julio César Avilés, negó hoy la existencia de grupos armados en la frontera con Honduras, como denunció un jefe policial de ese país.

"No existe el tal grupo ese de 400 hombres armados que se está diciendo que están en territorio hondureño", dijo el jefe militar, en declaraciones que publica este viernes el diario gubernamental "El 19".

El pasado 17 de agosto, Julio Espinal, encargado de un contingente enviado al Valle del Aguán de Honduras, donde conflictos agrarios han provocado la muerte de campesinos y guardas de seguridad, dijo que "infiltrados" nicaragüenses y venezolanos estarían armando y entrenando a los aldeanos para crear desorden.

El jefe de las fuerzas armadas nicaragüenses insistió que "eso no es así" y denunció que "hay personas que podrían estar falseando información".

Están "trasladando información" falsa "a algunas personalidades no sabemos con qué tipo de intenciones", advirtió.

Autoridades hondureñas han denunciado en distintas ocasiones la supuesta presencia de extranjeros en el sector del Aguán, aunque nunca han capturado a ninguno.

Pobladores de la zona, no obstante, aseguran que sí hay labriegos armados.

Avilés, por su parte, explicó que las fuerzas de seguridad centroamericanas resguardan el orden con "planes de cooperación", patrullajes coordinados y reuniones de comandantes de fronteras.

Precisó que en la última reunión de comandantes de fronteras, realizada este miércoles, en un lugar que no precisó, se comprobó que "no existen grupos armados de ninguna naturaleza" en Honduras o Nicaragua.

Por su lado, el obispo nicaragüense Abelardo Mata ha denunciado que en el norte de Nicaragua existen presuntos grupos armados opositores al Gobierno de Daniel Ortega, quien busca una polémica reelección en los comicios del 6 de noviembre.

Además, un dirigente de la extinta Contra, Luis Fley, conocido como "comandante Johnson", dijo a periodistas que supuestos grupos armados, de cinco o diez personas cada uno, "se están moviendo prácticamente en 26 municipios de Nicaragua".

Avilés, que llamó "a unas elecciones tranquilas" en Nicaragua, desmintió esas informaciones y sostuvo que en este país sólo existen "focos delincuenciales" provocados por "gente que trata de robar ganado".