•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • END

El reporte del observatorio de la organización Católicas por el Derecho a Decidir, de enero a julio se registraron 197 agresiones sexuales, de las cuales 18 víctimas fueron hombres.

De las 197 agresiones sexuales 62 se cometieron en junio y julio o sea un promedio de 1 violación por día. En su mayoría los hombres ultrajados eran menores, de las 18 víctimas 13 tenían edades que oscilaban entre los 1 y los 12 años.

Señalan que el objetivo de presentar estas cifras es poner en perspectiva la gravedad de la situación, principalmente de la niñez y la adolescencia que es el segmento poblacional más vulnerable ante las agresiones sexuales, situación que destruye la vida de la víctima al afectar su autoestima y destroza su personalidad.

El observatorio destaca que entre las mujeres violadas, en tres casos los victimarios fueron los padres y en uno fue su tío. Por otra parte, siete de las víctimas resultaron embarazadas, entre estas una de 12 años y otra de 13, esta última ultrajada por su padrastro.

Entre las agresiones sexuales 12 fueron tipificadas como violación, 15 violaciones agravadas, 1 violación seguida de asesinato y 1 violación seguida de suicidio. Además 26 casos fueron determinados como explotación sexual, entre otros.

Destacan que estas cifras son las obtenidas a través de los medios de comunicación a quienes no se les reportan todos los casos, por lo tanto esta es una parte de la verdadera dimensión de los delitos sexuales en el primer semestre del año.

El año pasado, según el anuario estadístico de la Policía Nacional se denunciaron 2 mil 743 delitos contra la integridad sexual, 688 violaciones fueron contra adolescentes y niñas menores de 14 años.

De acuerdo con organismos como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud en Nicaragua el 30 por ciento de los embarazos ocurren en mujeres menores de 19 años. Diversos especialistas relacionan que, dadas las bajas edades en que resulta el embarazo, éste podría estar vinculado con agresiones sexuales.

Según un estudio de Sí Mujer, en cinco hospitales públicos de Nicaragua, verificó que el 32 por ciento de las mujeres ingresadas a los hospitales por complicaciones en el embarazo eran menores de 19 años.

Para esta organización de mujeres, el Estado nicaragüense no atiende las causas de los embarazos de esas adolescentes y considera que algunos podrían ser producto de violaciones sexuales o por falta de educación sexual y atención en salud reproductiva.

No obstante, las cifras podrían ser más altas si se toma en cuenta que muchos delitos sexuales y embarazos en adolescentes en zonas rurales no son registrados de manera oficial.