•  |
  •  |

Mientras el huracán Irene azota la Costa Este de Estados Unidos, en Nicaragua los cielos nublados y las lloviznas se mantendrán como parte de esos aislados remanentes que han provocado el desplazamiento de un eje de vaguada por el territorio.

Aunque este año la temporada lluviosa no se compara a la de 2010, el nivel del lago Xolotlán no baja y hasta ahora se mantiene en 41.20 metros sobre el nivel del mar (msnm).

Según el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, el eje de vaguada que está sobre el territorio, se desplaza con una trayectoria contraria a la del huracán, y a partir de ahora se esperan precipitaciones continuas, pues ya se instaló la segunda parte del invierno en el país.

Este eje de vaguada, aunque ha causado lluvias en la región del Pacífico, está causando mayores precipitaciones en la zona centro y en las regiones autónomas, según informa el Ineter en su página Web.

Para hoy las condiciones climáticas no variarán. Los cielos estarán nublados y las rachas de vientos oscilarán entre los 10 y 15 kilómetros en la mayoría de las zonas del país.

Para la segunda parte de este año, el Ineter estima la aparición de 18 tormentas tropicales, las que principalmente se concentrarán en el Océano Atlántico. De ese total, esperan que diez trasciendan a huracanes y cinco sean de gran intensidad. Esto por el mayor desarrollo del fenómeno La Niña, que ocasiona grandes acumulados de lluvias.

La ocurrencia de fenómenos, de acuerdo con el Ineter y con los pronósticos internacionales, puede ser en promedio mayor a la del año pasado, aunque en nuestro país la temporada lluviosa dejó a 5,129 personas evacuadas de 40 asentamientos en solo la capital.

Para esta temporada lluviosa, según datos de Defensa Civil, se encuentran habilitados 1,281 refugios, 161 de los cuales se localizan en Managua.