•  |
  •  |

Las autoridades policiales de Nicaragua dieron fuertes golpes a los criminales y a los narcotraficantes durante los últimos cinco años, los cuales afectaron su base económica y de logística valorada en US$2,250 millones, es decir, un promedio de US$450 millones anuales.

El comisionado mayor Cairo Guevara,  segundo jefe de la Dirección Nacional de Droga, indicó que esto demuestra que mientras el crimen organizado pretende ampliar sus operaciones y dominar importantes terrenos como Nicaragua, la Policía Nacional sigue apostando a no cederle ningún espacio a los criminales.

Muestra de lo anterior, es que en el marco del 32 Aniversario de fundación de esta institución, la primera comisionada Aminta Granera, Directora de la Policía, señaló que las nuevas amenazas los han hecho crecer y fortalecerse con el apoyo de la comunidad internacional y del gobierno.

Teniendo en cuenta la lucha contra el crimen organizado como una de las prioridades de la institución policial, es que el comisionado mayor  Guevara  informó que en los últimos cinco años realizaron 255 operaciones contra los criminales organizados a nivel transnacional, 42% más en relación con el período anterior, cuyo resultado es la afectación de su base económica y de logística, cuyo valor se estima en los US$2,250 millones.

63 células desarticuladas
Producto de las operaciones detuvieron a 21,847 personas, de las cuales 435 fueron extranjeras. Desarticularon 63 células, golpeando su base logística con la incautación de US$24.8 millones y C$6.5 millones en efectivo. Ocuparon 1,191 armas de fuego, mil 355 medios de transporte terrestre, 174 acuáticos y 18 aéreos, así como 128 propiedades inmuebles.

Los uniformados incautaron más de 42 toneladas de cocaína y 215.8 kilogramos de heroína, lo que significó un 98.6% más que el período anterior. Pero otra variedad de este flagelo fue atacada con 10,711 operaciones contra los expendedores locales de droga, evitando así que 12.5 millones de dosis llegaran a manos de la juventud nicaragüense.

Juventud es prioridad
“Un sueño logrado fue la construcción del Centro de Formación y Desarrollo Juvenil Juventud, este año”, consideró la comisionada mayor Erlinda Castillo, jefa de la Dirección de Asuntos Juveniles de la Policía. El lugar está equipado y capacitado para desarrollar un proceso de educación y de formación especializada para los jóvenes en riesgo.

Dajuve logró la desmovilización e integración a actividades sociolaborales de 2,375 jóvenes en riesgo, lo que significó asistir personalmente a 475 jóvenes por año, para lo que tuvo que realizar 14,077 eventos de diferente índole, donde participaron 248,544 personas, entre jóvenes en riesgo, padres y madres de familia, líderes comunitarios, religiosos y educadores.

Los uniformados que trabajan con jóvenes dieron 457 becas a los chavalos, organizaron 15 campeonatos deportivos,  cinco campamentos, 47 foros con temas de prevención, tres festivales juveniles con 9,300 participantes, 482 capacitaciones a padres de familia, comunidad y policías con 20,000 miembros,  1,367 actividades deportivas donde participaron 64,716 personas.

Más atención a mujeres
El tema de la violencia contra las mujeres ha estado en la agenda de los diversos sectores sociales. La comisionada Isabel Largaespada, segunda jefa de las Comisarías de la Mujer a Nivel Nacional, afirmó que se incrementó la atención a un promedio de 100,000 mujeres anualmente, y que se construyeron y equiparon 34 nuevas Comisarías, para un total de 59 en la actualidad, incluyendo su sede central, con el primer albergue para víctimas de trata de personas y explotación sexual.

Procurando una atención personalizada a cada caso, la red de las Comisarías se ha ampliado, por lo cual, de 1,300 promotoras voluntarias pasaron a más de 4,000. En el período abordado, las oficiales capacitaron a 187,331 personas, dando charlas, talleres, foros, seminarios y otros. “Se divulgaron 12 campañas preventivas y se creó el modelo único de informe social y psicológico con carácter pericial, contribuyendo así a mejorar el acceso a la justicia”, aseveró Largaespada.

Policía creció, pero necesita más
La población sigue demandando una mayor respuesta policial y patrullaje en los sectores más peligrosos del país. A pesar de que las necesidades son muchas y la demanda sobrepasa la capacidad instalada de la Policía, la institución logró crecer en sus fuerzas en más de un 20%, pasando de 9,612 oficiales en 2006 a 11,613 en 2011, además de ampliar la cobertura territorial al construir 42 nuevas unidades policiales.  Aunque las quejas son muchas y constantes, sobre todo en los distritos policiales de la capital, la Policía fortaleció su capacidad operativa, al renovar y ampliar la flota vehicular en un 98.8%, pasando de 1,578 medios en 2006 a 3,137 en 2011.

Por un campo más seguro
Algunos personajes del país aseguran que el campo se está tornando peligroso por la presencia de pequeños grupos de armados con fines políticos, algo que ha negó el comisionado mayor Carlos Espinoza, jefe de la Dirección de Seguridad del Campo, quien aseveró que este sector está más protegido y se ha logrado disminuir el accionar de bandas y de grupos delictivos.

Para cumplir con este propósito se llevaron a cabo planes específicos para estos sectores y regiones del territorio nacional, siendo los más destacados: el aseguramiento a la cosecha cafetalera, contra el abigeato, la protección a la cosecha del maní y el enfrentamiento y desarticulación a bandas y agrupaciones delictivas, dejando un resultado de 426 estructuras desarticuladas.

Con este trabajo policial se detuvo a 1,609 personas, 39 delincuentes fueron aniquilados en enfrentamiento con las fuerzas policiales, y 1,082 hechos delictivos --entre robos con intimidación, abigeatos y homicidios-- pudieron ser esclarecidos. Además, se incautó 130 vehículos, 471 armas de fuego y se recuperaron 988 semovientes, propiciando que a partir de 2009 se redujera el delito de abigeato en un promedio de 6.9% anualmente.