•  |
  •  |

Gran parte de la niñez nicaragüense está creciendo desprotegida contra las enfermedades diarreicas, infecciones respiratorias agudas y alergias, y está desarrollando condiciones para ser obesa, debido a la falta de leche materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida.

Este y otros temas se están discutiendo en el Taller Regional de Legislación, Lactancia Materna y Seguridad Alimentaria y Nutricional en Centroamérica y República Dominicana.  

Durante el encuentro, el doctor Rafael Amador, especialista en salud, nutrición y VIH de Unicef, recordó que la última Encuesta Nicaragüense de Demografía y Salud reveló que en el país se había reducido la lactancia en un 30.5%, esto significa que de cada tres niños, solo uno recibe lactancia exclusiva.

Las estadísticas reflejan que los países que están mejor en cuanto a los niveles de lactancia materna, son Costa Rica y Guatemala, con un 60 y 51%, respectivamente. Honduras anda igual que Nicaragua; El Salvador tiene un 24%, y Panamá el 25%. La que está peor es República Dominicana, con el 12%.

 

Nicaragua fue campeónen lactancia materna

“La razón es que nos dormimos en los laureles, porque Nicaragua fue campeón mundial de la lactancia en otras décadas. Pensamos que eso se iba a mantener, sin embargo, la lactancia es algo que debe ser permanente, todo el año y en todos los lugares, porque siempre están naciendo niños y niñas”, aseguró el doctor Amador.

Las ventajas de la leche materna es que los niños o niñas tienen 14 veces menos riesgo de contraer enfermedades diarreicas agudas, cuatro veces menos de sufrir infecciones respiratorias agudas, menos probabilidades de padecer alergias y otros problemas inmunológicos.

Y tienen cuatro veces menos riesgo de desarrollar problemas de obesidad, con la cual viene la diabetes, hipertensión, problemas articulares y otros padecimientos. 

En el taller también se discutió el marco legislativo que promueva el consumo exclusivo de la leche materna durante los primeros seis meses de vida de los niños, lo que según Urania Ruiz, representante de Profamilia en el encuentro, las leyes en Nicaragua son favorables en función de esta práctica, “pero se necesita hacer mucho, por ejemplo, llevar un monitoreo, no como forma de supervisar, sino reforzando el trabajo que está haciendo el Ministerio de Salud”.

 

Marchan por  la lactancia materna

En Nicaragua, el 27% de la población infantil sufre desnutrición crónica. Por cada 100 niños, siete tienen problemas reflejados en peso y talla, que se encuentran discordes con su edad, según informó María Gabriela Martínez Handler, del Programa de Nutrición de la Asociación Soya de Nicaragua (Soynica).

Para hacer frente a este problema, Soynica, Madres Organizadas y la Liga de Defensa del Consumidor de Nicaragua (Lideconic), realizaron una marcha para incentivar la lactancia materna como el mejor alimento para la salud de los infantes.