•  |
  •  |

Los abusos y actos de corrupción de algunos oficiales no forman parte de la visión y de los principios de la Policía Nacional, ha señalado la jefatura de esta institución, por lo que en estos últimos cinco años se han “sacudido” de los malos policías, y quienes se mantienen en sus filas han propiciado que el mal no prevalezca sobre el bien.

En cinco años, las autoridades policiales registraron un promedio anual de 150,256 denuncias, logrando desacelerar y contener la tasa de crecimiento, que pasó de un incremento del 15.7% en 2006, a una disminución de -1.9 en 2010. Actualmente hay una tasa proyectada de reducción del -4.1% para este año.

La muerte a diario de nicaragüenses preocupa a la sociedad, no obstante, cuando nos comparamos con otros países, el panorama resalta seguridad. La tasa de homicidio pasó de 14 por cada 100 mil habitantes registrada en 2006, a 13, de 2007 a 2010, y los uniformados proyectan cerrar con la misma tasa 2011, la cual es una de las tasas más bajas de Latinoamérica.

Delitos violentos controlados
Los delitos de mayor impacto social: homicidios, robos con intimidación, violación y secuestros extorsivos, que representaron el 6.6% del total de denuncias en 2006, pasaron a un 8.2% en 2008, y este año están en un 7.3%, logrando una contención de estos. La Policía logró disminuir la incidencia de las agrupaciones delictivas mediante la desarticulación de 470 grupos, capturando a 1,837 integrantes, esclareciendo 1,242 hechos, entre robos con intimidación, abigeatos y homicidios.

Además, en este período ocupó y decomisó 8,595 armas de fuego, entre cortas y largas, previniendo su utilización en acciones delictivas. Sin embargo, tiene una gran tarea que realizar, ya que cada vez son más los jóvenes que andan armados, según denunció el Centro de Prevención de la Violencia, Ceprev.

Menos accidentes
Los uniformados han tenido un promedio anual de 4 millones de actuaciones en las diferentes actividades del país. Aunque en algunas ocasiones la Policía sale mal parada, como es el caso de los conflictos de tipo político, la institución ha sido capaz de evitar baños de sangre.  

Cabe señalar que los oficiales han estado presentes en las actividades relacionadas a la seguridad en las festividades religiosas y recreativas de Semana Santa, festividades de la Purísima, Navidad y  Año Nuevo, seguridad a los colegios, fortalecimiento de la seguridad en Managua, seguridad a las Elecciones Generales 2006, Elecciones Municipales 2008 y Elecciones Regionales 2010, y en el control de armas de fuego.

En el tema relacionado con la seguridad y con la educación vial, la Policía capacitó a más de 1 millón 300 mil personas, implementó cinco campañas de educación vial, y propició la inclusión de esta materia en el pensum escolar. Un logro de esta tarea es que se contuvo el incremento de los accidentes de tránsito, del 16% en 2007 al 4% a partir de 2008, y se redujo las víctimas mortales en -4.2 %.

Modelo educativo
El comisionado mayor Javier Dávila, Director de la Academia de Policía, dijo que “se ha logrado profundizar el modelo educativo policial Escuela Total, y se ha extendido a todas las unidades policiales del país. Anualmente, es capacitado el 30% de las fuerzas policiales, y durante el período han pasado por la Academia de Policía 13,135 aspirantes y policías capacitados en diversas temáticas de la disciplina policial”.

Es común ver a estudiantes de la Academia en las calles, poniendo en práctica sus conocimientos y con la supervisión de sus superiores. Dávila señaló que contribuyen cada día con 255 fuerzas para fortalecer la seguridad en la capital. Una de las tareas pendientes de la institución es la capacitación de los policías voluntarios, quienes, en ocasiones, son lanzados como anzuelo en algunos hechos por parte de sus mandos inmediatos.