•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades nicaragüenses expresaron hoy su confianza en que el Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobará la séptima y última revisión del acuerdo económico firmado por ambas partes en octubre de 2007.

El presidente del Banco Central de Nicaragua, Antenor Rosales, y el ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, dijeron a periodistas, por separado, que una misión del FMI se encuentra en Managua para evaluar ese acuerdo, que concluye en diciembre próximo.

También para revisar la situación macroeconómica de Nicaragua, así como las leyes aprobadas y darle un seguimiento a la cooperación internacional, principalmente la venezolana que se maneja fuera del presupuesto, entre otros temas.

"El FMI lo que hace es evaluar, junto con nuestros equipos, lo que tiene que ver con nuestras metas macroeconómicas, o sea cuál es el Estado de la economía sobre la base del momento en que hicimos la contratación de este servicio", explicó Guevara.

El funcionario señaló que el Gobierno de Daniel Ortega ha cumplido con la aprobación de una ley que regula y fomenta el microcrédito.

También que han mantenido el déficit presupuestario, las reservas internacionales, fortalecido la administración pública y la liquidez de la Tesorería General de la República.

Según Guevara, el FMI ha reconocido en Nicaragua un "éxito en materia de recuperación y estabilidad" económica.

Afirmó que el Gobierno sandinista ha reforzado su seguimiento a la cooperación externa para cumplir con compromisos adquiridos con el FMI, entre ellas la cooperación venezolana, que en 2010 ascendió a 511 millones de dólares.

Los fondos de la cooperación venezolana, según cifras oficiales, suman 1.599,9 millones de dólares desde que Ortega asumió el poder en enero de 2007. Esos recursos son administrados al margen de la ley del presupuesto nacional.

El funcionario admitió que aún tienen pendiente concluir un estudio sobre el empleo en el sector público, del que no ofreció detalles.

Además, que están en proceso de "garantizar los pagos presupuestarios a los programas de subsidio del sector eléctrico".

La misión técnica del FMI, que permanecerá en Nicaragua hasta el 9 de septiembre próximo, también discutirá con las autoridades sobre las cuentas del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

Nicaragua redujo la semana pasada la proyección de crecimiento del producto interno bruto (PIB) para este año hasta el 3,5 %, medio punto porcentual menos que la previsión inicial, mientras mantuvo el pronóstico de inflación entre el 8,5 % y el 9,5 %.

Esa entidad financiera multilateral ha desembolsado a Nicaragua 18,6 millones de dólares en 2007, 28,9 millones en 2008, 35 millones en 2009, 20 millones de dólares en 2010 y tiene previsto entregar 16 millones de dólares este año, según cifras del Gobierno.