•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

La Unión Europea (UE) tiene previsto desplegar en Nicaragua una misión de hasta 90 observadores para los comicios del 6 de noviembre próximo, en las que el presidente del país, Daniel Ortega, buscará una polémica reelección, informó hoy una fuente diplomática.

El jefe de la Comisión Europea (CE) para Centroamérica y Panamá, Mendel Goldstein, dijo en rueda de prensa, acompañado del presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, que el primer grupo de especialistas arribaría a Nicaragua a finales de septiembre próximo.

Explicó que la misión de observación electoral estaría dividido en cuatro categorías: un grupo para preparar la logística, otro de "larga duración" integrado entre 20 y 25 especialistas, un "grupo central" de 10 funcionarios y uno de corta duración con 60 personas.

"En total (son) unas 80 a 90 personas", agregó Goldstein, quien dijo que los distintos grupos llegarían a Nicaragua entre finales de septiembre y octubre próximos.

El diplomático aclaró que esa misión será desplegada una vez firmen el martes próximo con la Cancillería nicaragüense un memorando que incluya las condiciones que tendrán para vigilar esos comicios.

Goldstein indicó que en la reunión con las autoridades electorales aclararon "unas dudas" sobre el reglamento emitido el 16 de agosto pasado, entre ellos el término de "acompañamiento" con el que sustituyeron el de observación.

"Nosotros (la UE) utilizamos la palabra observación electoral, pero estamos de acuerdo ambos que el término no importa tanto, siempre y cuando hay acuerdos sobre el contenido", anotó.

Según Goldstein, las autoridades se comprometieron a permitir el libre movimiento de sus especialistas y a que puedan acceder a todos los autores del proceso antes, durante y después de las votaciones.

También a respetar el derecho que tendrá el jefe de la misión de pronunciarse sobre los comicios, sin que el informe preliminar tenga que contar con el consenso de las autoridades nicaragüenses, como se establece en el reglamento oficial.

"Hemos aclarado, y ambos estamos de acuerdo, que se va a entregar ese informe para que la autoridad electoral tenga la oportunidad de hacer algunos comentarios, si es que en ese texto hay cosas incorrectas o hay dudas o algo que ha sido mal interpretado, pero no se trata de un comunicado conjunto", sostuvo.

Por su lado, el presidente del CSE afirmó que los observadores internacionales y locales no tendrán ningún tipo de restricciones ni limitaciones para vigilar esos comicios.

Rivas explicó que el reglamento "es un marco de referencia" y que las condiciones para los "acompañantes" será la misma que tuvieron en los comicios de 2006, que ganó Ortega.

Sobre el informe preliminar que tendrán que entregar los organismos de observación antes de hacerlo público, el funcionario dijo que es con el fin de "aclarar algún punto o duda" sobre "algunas imprecisiones" y quedará a discreción del organismo decidir si incluye o no sus observaciones.

Rivas confirmó que la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Centro Carter gestionan ante la Cancillería nicaragüense su participación como "acompañantes" en los comicios de noviembre.

La campaña electoral nicaragüense se inició el 20 de agosto con Ortega como favorito para mantenerse en el poder, según todas las encuestas, frente a cuatro candidatos de la oposición.

Ortega aspira a continuar en el poder por cinco años más pese a que existe una norma constitucional que prohíbe la reelección inmediata, que, sin embargo, fue declarada inaplicable por magistrados oficialistas de la Corte Suprema de Justicia.

En las elecciones del 6 de noviembre, unos 3,3 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir al presidente, vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 ante el Parlamento Centroamericano.