•   Bluefields  |
  •  |
  •  |

La madrugada de este martes, tres reos se fugaron de la celda preventiva número 2 de la Policía de Bluefields, dijo el suboficial de turno Rodolfo Martínez, informando que fueron avisados por los soldados del sistema penitenciario, con quienes comparten terreno. Señala que los reos que se fugaron son: Joel Wilson Bent, acusado de robo con intimidación; Marcos Guzmán Morris, detenido por robo con fuerza, y Jeyson Taleno, detenido por robo y posesión ilegal de armas. “Arrancaron dos hierros que estaban en el techo cerca de la cocina, escalaron el portón y se dieron a la fuga”, dice Martínez.

Aparentemente los reos pusieron música alta, aprovechando la débil vigilancia policial, y aunque no han sido capturados, la Policía dice que investiga a los auxiliares y oficiales de turno para determinar si hay responsabilidades administrativas.

Antecedentes
A finales de abril del presente año, ocho reos de alta peligrosidad se fugaron de las celdas, luego de encañonar al responsable, propiamente a las 8 de la mañana, cuando se realizaba cambio de turno. La sobrepoblación de las celdas preventivas en viejas bodegas, deterioradas e inseguras, más el retardo de justicia en los procesos penales de los reos, convierte a la Policía de Bluefields en una institución altamente vulnerable, confrontada con la creciente actividad delictiva en la región, donde se registran más de 10 robos diarios.

Las instalaciones de la Policía de Bluefields es una vieja infraestructura de cemento y material prefabricado que históricamente fue la casa de gobierno del Rey Mosco, en el período de colonización de La Mosquitia.

En la época de Somoza el lugar se conoció como “El Comando”, y en los años 80 se convirtió en las instalaciones de la Policía Nacional. El sitio alberga, además, al sistema penitenciario regional.

Actualmente las celdas de la cárcel de Bluefields tienen una población penal de 130 reos, pero su capacidad es de 60, más del 75% de los detenidos que están en las celdas preventivas son reos condenados que deberían estar en el Sistema Penitenciario Nacional.