•  |
  •  |

La Unión Nacional de Estudiantes, UNEN, debe cumplir con su promesa de acatar la resolución del resultado de los foros entre organizaciones civiles y universitarias, en la cual se estableció incidir en el carácter preventivo del Código de la Niñez y no en el incremento de sanciones contra los jóvenes infractores de la ley.

Adilia Amaya, del Consejo de Coordinación de la Coordinadora de ONG que trabajan con la Niñez y la Adolescencia, Codeni, recordó que ese fue el compromiso de los líderes departamentales a nivel nacional, de militantes de UNEN, lo cual hicieron de forma pública, alegando que el resultado de los foros sería su marco de actuación.

“Se realizaron una serie de foros promovidos por el Consejo Nacional de Universidades, con la participación de al menos tres mil personas, entre estos especialistas, propiamente para debatir el tema, y cuando la gente conoce lo que realmente es el Código, ven que no es un instrumento que promueve impunidad. Más bien este da en su justa dimensión las responsabilidades administrativas y penales para quienes cometen infracciones a la ley”, dijo Amaya.

Norwin Solano, abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, declaró que se ha debatido ampliamente el tema, y de nuevo quedó demostrado que no se puede resolver un problema social con la imposición de más años de privación de libertad.

“Las leyes tienen que ir en sentido progresivo, y no pueden ser deshumanizadas, de tal forma que podamos hablar de un Código que realmente proteja derechos con atención integral, pero también (castigue) cuando infringen las leyes”, dijo Solano.

Si bien al Código de la Niñez y Adolescencia es necesario hacerle revisiones para adecuarlo a las necesidades de la sociedad y a requerimientos legales, para el abogado del Cenidh, el aumento de sanciones sería una equivocación, tal como se ha constatado en Guatemala, Honduras y El Salvador. Alegó que entonces el remedio sería peor que la enfermedad, y así no se resuelve la inseguridad ciudadana que actualmente vivimos. La solución es la prevención.

“Posición extremista”

El abogado del Cenidh consideró que la posición de los militantes de UNEN es errada. “De tal forma que venir a hablar simplemente --de sanciones más fuertes-- por un capricho, o la demanda de un sector que no es la mayoría de este país, y a través del chantaje imponer lo que ellos dicen, es una posición extremista y se aleja de toda razón”.

Denis Darce, coordinador de proyectos de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, destacó que ninguna agrupación social, política o gremial debe utilizar mecanismos de presión para obligar a que el Estado nicaragüense haga algo que vaya en contra de los derechos humanos de otras personas.

“Debemos estar claros de que Nicaragua es un Estado que ha asumido compromisos ante la comunidad internacional, de respetar los derechos de la niñez y la adolescencia, y es signatario de la Convención de los Derechos de Niño y la Niña. En esa lógica, el Estado debe actuar responsablemente”, explicó.

El representante de CPDH remarcó que los derechos humanos deben ser progresivos y no regresivos. Al mismo tiempo, expresó que lo primordial es el cumplimiento de las leyes, que el gobierno promueva políticas sociales, que dé mayores oportunidades para la juventud, y que los padres y madres de familia sean responsables.