•   Bilwi, RAAN  |
  •  |
  •  |

Dirigentes estudiantiles universitarios caribeños denunciaron ser víctimas de una “cacería de brujas”, por oponerse a una elección de las máximas autoridades de la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe de Nicaragua (Uraccan), la cual consideran anómala.

“Uno de los requisitos para ser rector de nuestra Alma Máter es ser consecuente, garante y respetuoso de la misión, visión y filosofía de Uraccan --uno de cuyos lemas es Unidad en la Diversidad--, sin embargo, Alta Hooker, Rectora de dicha casa de estudios, es la principal autora intelectual de maniobras para imponer el caudillismo.

Lo anterior lo demostró al reformar los estatutos de la institución para reelegirse sin oposición a mediados de año”, indicó Karla Zavala, presidenta del Gobierno Estudiantil en la Uraccan-Bilwi.

Zavala agregó que Hooker está queriendo auxiliarse de la Unión de Estudiantes de Nicaragua, UNEN, para “sacar del juego” a la directiva del Gobierno Estudiantil de Bilwi, violentando el Estatuto de Autonomía Caribeña.

“A pesar de que el Consejo Universitario reconoce la autonomía del Gobierno Estudiantil, la rectora Hooker procura dividirnos, diciendo a un grupo de estudiantes que el 6% del Presupuesto de la República otorgado a las universidades es de la UNEN, y, por lo tanto, esta organización puede cambiar dirigentes en el recinto de Bilwi”, denunció Zavala.

Hooker lo niega
En relación con los fuertes señalamientos de Zavala, la rectora de Uraccan respondió que ella se reeligió con el 68% de votos de toda la comunidad universitaria de esa Alma Máter, y después se sometió a otro escrutinio del Consejo Universitario de 21 miembros, donde obtuvo el 100% de votos.

Sobre la supuesta persecución a Zavala y a otros líderes universitarios, Hooker dijo que ella nada tiene que ver en los asuntos del Gobierno Estudiantil ni en las decisiones de la UNEN, a la que se afilió voluntariamente la denunciante.

“Ella (Zavala) es quien quiere involucrarme. Te puedo dar el número de teléfono de los otros dirigentes estudiantiles de todos los recintos, y ellos pueden aclararte que no hay problemas, y que la rectoría nada tiene que ver en el quehacer del gremio estudiantil”, recalcó Hooker.

Caja de Pandora

A raíz de la denuncia del Gobierno Estudiantil de Bilwi, han surgido quejas en otros recintos, como el de Bluefields, donde un grupo de reconocidos profesionales de prensa, incluso académicos que se formaron y laboraron en la misma Uraccan, se quejan de haber sido excluidos de forma arbitraria de una maestría de Comunicación Intercultural, por el simple hecho de no comulgar con el estilo de dirección de la rectora Alta Hooker, y de los directivos de ese recinto.

Mientras que algunos estudiantes becados procedentes de comunidades remotas, también se han quejado de la mala alimentación y de las precarias condiciones en los albergues del recinto de Bluefields, pero se niegan a protestar abiertamente por temor a ser expulsados.

Con respecto a los periodistas que no pudieron acceder a la maestría en Comunicación, Hooker aclaró que ella no participa en la selección de los aspirantes, que eso le corresponde a una comisión de cada recinto.

“A mí me toca gestionar los fondos para esas maestrías, y no sé quiénes querían participar”, indicó.
Finalmente, la rectora explicó que el presupuesto de Uraccan es demasiado estrecho para atender a 8,000 estudiantes de cuatro recintos y cuatro extensiones.