•  |
  •  |

El Presidente de la República, Daniel Ortega, invitó ayer, oficialmente, a los representantes de la Organización de Estados Americanos, OEA, para que participen en el proceso de “acompañamiento” de las elecciones presidenciales que culminarán el próximo 6 de noviembre.

Durante el acto de celebración del XXXII Aniversario del Ejército de Nicaragua, Ortega dijo que “a eso de las dos o tres de la tarde llamé personalmente al Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, para decirle que ya podía darse por invitado oficialmente para acompañar las elecciones del próximo 6 de noviembre”.

El anuncio lo hizo dirigiéndose al presidente de facto del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas Reyes, quien se encontraba entre los invitados al evento de la institución castrense.

Aboga por Kadhafi
Ortega salió en defensa del derrocado líder libio Muammar al Kadhafi, y llamó a los representantes del denominado Consejo Nacional de Transición, CNT, de la nación africana, a encontrar una salida negociada al conflicto, en la que se respete la vida de Kadhafi y de su familia.  

Además, dijo que el gobierno de Nicaragua no reconocerá al CNT, y que solo mantendrá relaciones con Libia reconociendo al “gobierno legítimo” de Kadhafi.  A lo largo de su alocución respecto al tema de Libia, el mandatario nicaragüense insistió en le necesidad de convocar a un diálogo, pero antes, las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, deben suspender inmediatamente los ataques y bombardeos al pueblo libio.

El Presidente de Nicaragua calificó de “instrumento de la OTAN” al Consejo Nacional de Transición. Además, advirtió de las consecuencias que sobrevendrán sobre la región del Magreb tras la caída del régimen libio.  Según Ortega, la intención de la OTAN es evitar la unidad de los países africanos.

“Están sembrando vientos. Que no canten victoria. Como buenos imperialistas y como buenos expansionistas ya están cantando victoria. Con esas bombas y esa fanfarronería están sembrando vientos y van a cosechar tempestades, y estoy seguro de que sus analistas ya están revisando las consecuencias del avispero que ahí están alborotando”, dijo Ortega en alusión a la OTAN.

Ortega llamó la atención sobre las amenazas que, según él, emitió el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, contra Irán.  

“Irán ya está siendo amenazado por Francia.  Irán no son cinco millones de habitantes. Irán son 70 millones de habitantes, y el poderío militar no es el de Libia; el (poderío militar) de Irán es mucho más fuerte y desarrollado que el que tenía Libia.  ¿A qué están apostando? Es una locura lo que están pensando”, expresó el mandatario nicaragüense.

Busca refugio en América
En ese contexto, Ortega recordó que para diciembre estaba programada una reunión en Caracas, Venezuela, de los países latinoamericanos y caribeños.  A propósito de lo que ocurre en la región del Magreb, el mandatario señaló la necesidad de mantener esa convocatoria para lograr la unidad latinoamericana y evitar situaciones como la del norte de África.

“La barbarie de la OTAN en el Magreb nos indica que si queremos preservar la paz, no hay más camino que aquella proclama de nuestro general Sandino, el Supremo Sueño de Bolívar: Tenemos que unirnos para ser fuertes”, dijo Ortega.

“Hoy ese llamado (a la unidad) se está haciendo realidad. Esta reunión en Caracas, prevista para diciembre cobrará más relevancia, porque tenemos que pensar en el futuro de nuestros pueblos y no permitir que ningún pueblo de América pueda ser víctima de los planes tenebrosos de la OTAN”, agregó Ortega.

Condolencias a Obando
Por otra parte, Ortega aprovechó la ocasión para brindar sus condolencias por la muerte de Marlon Ernesto Pupiro, al cardenal Miguel Obando y Bravo.  

“Se ha cometido un crimen brutal y condenable. Nuestra solidaridad y condolencias, cardenal Miguel Obando”, dijo Ortega, sin mencionar a ningún miembro de la Conferencia Episcopal.