•  |
  •  |

Alerta. Fue el grito que lanzó el jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, la noche de ayer en la celebración del XXXII Aniversario de fundación de esta institución, ante el poderío económico y de logística con que cuentan los narcotraficantes y criminales organizados, quienes, según el jefe militar, pretenden corroer a la sociedad nicaragüense para poder operar libremente.

“Son inmensas cantidades de miles, de miles de millones de dólares las que se deben mover para cultivar y transportar las drogas, y mucho más inmensas deben ser las ganancias producto de su venta; si inmensas son las ganancias, inmensas deben ser las posibilidades que tienen las organizaciones criminales para intentar comprar voluntades y facilitar sus operaciones… junto al narcotráfico también caminan las intenciones de corroer todo lo que esté a su alcance: individuos, grupos e instituciones para tener capacidad sostenida de acción”, alertó Avilés.

Señaló que la principal amenaza para nuestro país la constituyen el crimen organizado y el narcotráfico, ya que al sur del continente americano se estima que unas 200 mil hectáreas de cultivos de hoja de coca, son la base para la producción anual de entre mil 500 a más toneladas de cocaína, que son llevadas a los países del norte que están llenos de maras, sicarios y cárteles, que se encargan de llevar la droga hasta los países consumidores.

Más de 100 toneladas de cocaína

Avilés aseguró que desde 2000 a la fecha esta institución ha incautado más de 110 toneladas de cocaína, y más de ocho toneladas de enero a septiembre de este año. Indicó que han evitado que a nuestro país ingresen un aproximado de 300 toneladas de drogas, ya que gracias a la vigilancia de los soldados y guardacostas los narcotraficantes han tenido que buscar otras rutas.   

En el acto, 221 militares fueron ascendidos, entre ellos, tres coroneles pasaron a ser generales de brigada, y cuatro coroneles y un capitán de navío también recibieron ascenso. El jefe del Ejército solicitó un minuto de silencio en honor a cuatro soldados que perdieron la vida en diferentes circunstancias en los últimos cinco años.  

El jefe militar destacó la defensa y vigilancia del Río San Juan, y aseveró que no permitirán que nadie cercene el territorio nicaragüense. Agregó que ya están listos para trasladar y vigilar el material electoral, además de apoyar a la Policía en la protección y seguridad para los votantes el próximo 6 de noviembre.