•  |
  •  |

Yazker acepta culpabilidad
Luego que las autoridades policiales encontraran el cuerpo sin vida del párroco de la iglesia de La Concepción, Masaya, Marlon Pupiro, y señalara a Yazker Blandón como principal sospechoso, este al ser capturado reconoció el delito cometido el pasado 20 de agosto. De acuerdo con el primer informe de la Policía Nacional, Blandón, antes de asesinar al padre en un paraje solitario de la laguna de Venecia, en Masaya, había drogado con somníferos que le echó a la bebida que tomaba el sacerdote, a quien golpeó en la cabeza con una llave de acero para luego estrangularlo y robar sus pertenencias.  “¿Tenía Yazker alguna amistad con el sacerdote? No explican por qué tardaron tanto en capturar al asesino, cuando tranquilamente se paseaba por las calles de Managua”, cuestionó un internauta.

Indignación en La Concha
Las investigaciones de la Policía Nacional, determinaron que el párroco del municipio de La Concepción estuvo en el centro recreativo La Borgoña, donde tomó licor e invitó a tomar gaseosa a su victimario, Yazker Blandón. La versión brindada por la PN causó indignación en la feligresía, quienes arremetieron en contra de una unidad de investigación policial, a la que le poncharon las llantas y casi la vuelcan.

Yazker ante la Fiscalía
El acusado por el crimen del sacerdote Marlon Pupiro compareció ante la Fiscalía, donde se relató de manera pública la reconstrucción del asesinato del religioso. Sin embargo, Yazker Blandón Torres, antes y durante la audiencia permaneció en silencio. Las dudas en los ciber- lectores que visitan el portal de noticias de END siguen aumentando.  “Antes de que capturaran a Yasker, la Policía sospechaba que habían actuado varios asesinos. Hay muchos cabos sueltos realmente. Se decía que había recibido una llamada urgente ¿Qué pasó con el registro telefónico si su celular lo había dejado el sacerdote en la casa? ¿Qué están tratando de encubrir o qué imagen quieren proteger?, señaló un lector online.

Opiniones encontradas en la Iglesia Católica
Mientras, monseñor Silvio Báez indicó que las investigaciones presentada por la Policía Nacional “están llenas de vacíos” y no brindan una versión clara de los hechos ocurridos en el asesinato del párroco de La Concha. Monseñor Bismarck Carballo dijo que se debe procurar un respaldo a la investigación del caso y evitar las especulaciones. “El problema es que el padre Pupiro ya está muerto, y eso es también una manera de ensañarse contra él”, concluye el religioso. “Todas esas contradicciones son el resultado del grave problema por el que atraviesa la Iglesia Católica, no solamente en nuestro país, sino en todo el mundo, señala un internauta.

Habla dueño de La Borgoña
Aníbal Ballesteros, dueño del centro recreativo La Borgoña, lugar donde se vio al padre Marlon Pupiro, afirma que la única explicación que encuentra a la actuación del mesero Yazker Blandón, es que a este “se le metió el demonio”. “Al padre se le sirvió una cerveza, llegó como cualquier cliente, se sentó y pidió una cerveza en la madrugada”, relató Ballesteros, quien fue detenido en calidad de colaborador.  “El que mata roba y comete cualquier delito, es muy responsable de su acto. Lo mejor que puede hacer es confesar quién fue el demonio que lo ‘jincó’ para que matara al sacerdote.”, señaló una ciberlectora.

Blogs y encuestas
La semana pasada les consultamos: El fin de semana pasado el sacerdote Marlon Pupiro fue asesinado y la policía no ha esclarecido las razones por las cuales el religioso fue liquidado. Cree usted que se trató de: el 41% contestó A: un robo; el  34%, B: pasada de cuenta; 35%, C: Otra razón.

Esta semana
En nuestra sección de blogs le dejamos cuatro nuevos blogs. Adrián Uriarte Bermúdez nos cuestiona: Código, ¿Un diálogo franco o cambio de santo y seña? Daylin Gutiérrez pregunta ¿Es legítimo el reclamo de monseñor Báez? Y Néstor Martínez presenta, “Neoliberalismo, el mejor sistema”. También le invitamos a leer “De la Selección de Futbol y su DT”, escrito de Letzira Sevilla Bolaños.