•  |
  •  |

El concejal Luciano García consideró agotados todos los instrumentos legales que Nicaragua tiene para hacer valer sus derechos, al ser rechazada su apelación ante la sentencia aplicada por calumnias, por lo que elevará su denuncia ante organismos internacionales.

Aseguró que todo esto es “un descalabro legal que no tiene ni pies ni cabeza”.

Lo anterior lo expresó en conferencia de prensa en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, donde especificó que primero hará consultas para pagar o no la multa que exige la sentencia, pero si cumple la condena estaría aceptando su culpa. De no pagar, caería en desacato, lo cual representaría otra multa o varios meses de cárcel, según su representante legal Helga Asher García.

“Doy las gracias a todas las personas que aportaron para el pago de la multa”, expresó García, agregando que su demanda la llevará hasta las últimas consecuencias, y que no le tiemblan las piernas si es que tiene que ir a la cárcel.
“Todos los argumentos legales en este país no valen. Este es un país donde el corcho se hunde y el hierro flota. Por eso, por denunciar la pérdida de 3.5 millones de córdobas de los fondos públicos y solicitar que se investigara a Fidel Moreno, Secretario General de la Alcaldía de Managua, quien firmó los cheques que soltaron el dinero, yo  estoy condenado. Siendo Moreno quien me acusa, alegando injurias y calumnias”, dijo el concejal García, agregando que, por otra parte, Moreno solo espera que pague para montarle otra demanda por daños morales y perjuicios.

Gonzalo Carrión, Director del Área Jurídica del Cenidh, dijo que para poner la denuncia a nivel internacional primero tiene que estar claro de lo que implica, y que no puede asumir la culpa. Por tanto, debe estar dispuesto a seguir adelante, y si esa es su decisión le darán acompañamiento jurídico e interpondrán la denuncia a organismos de derechos humanos internacionales.

“El Cenidh reafirma su acompañamiento, y no hay duda de que García es víctima de una persecución judicial, dados los atropellos a sus derechos durante todo el proceso judicial. Examinaremos el caso y la situación desde el punto de vista jurídico. Mientras tanto, él no puede asumir el fallo porque aceptaría el delito, y si lo hace no podrá ejercer la demanda internacional. La decisión política es no pagar y a ver qué hace el sistema”, dijo Carrión.

Luciano García fue condenado a pagar trescientos días de multa o su equivalente a 431 mil 906 córdobas.