•  |
  •  |

Inconstitucional, violatoria de los derechos humanos y nada recíproca con la de otros países, es la Ley 761 de Migración y Extranjería, que establece entre otras cosas que aquellos nicaragüenses que tengan doble nacionalidad, al salir del país, tienen que hacerlo con pasaporte nicaragüense, consideraron expertos, mientras desde la Cámara de Turismo aseguran que estas medidas se traducen en una mala atención para los turistas, la cual los aleja de Nicaragua.

“Esta ley es recurrible de amparo y está mal hecha, porque contradice el espíritu de la Constitución, además, violenta los derechos humanos, cuando los convenios de derechos humanos señalan que a nadie se puede privar de su nacionalidad… no estamos siendo recíprocos como otros países, porque simplemente hay ignorancia”, afirmó el experto en derecho internacional Róger Guevara.

La Dirección de Migración y Extranjería del Ministerio de Gobernación trató de reparar el yerro, pero solo logró prolongarlo tres meses más. El compatriota con doble nacionalidad podrá ocupar el pasaporte del país residente, si permanece hasta tres meses en Nicaragua. Después de 90 días, deberá presentar el documento nicaragüense. La disposición fue emitida el 6 de este mes, en referencia a la Ley 761, del 2 de agosto.

Para Lucy Valenti, Presidenta de la Cámara Nacional de Turismo, Canatur, estas disposiciones podrían perjudicar la afluencia de turistas que visitan el país. Señaló que el  turismo étnico anda por el 20% del total de llegadas turísticas que registra Nicaragua, es decir, que el año pasado sumaron 200 mil, considerando que recibimos un millón de visitantes.

“Nicas” vistos como extranjeros
“Es el trato de un extranjero el que se les estaría aplicando (a los “nicas”).  Digamos que si existieran mecanismos ágiles para que todos los nicaragüenses pudieran tener sus cédulas, pues está bien, pero sabemos que esa no es la situación, entonces, de alguna manera se están limitando los derechos de los nicaragüenses. En los próximos días vamos a revisar el tema”, aseveró Valenti.

Doña María Guevara es una nicaragüense residente en Los Ángeles, Estados Unidos, y estuvo en su tierra durante un mes, pero ayer volvió al lugar que convirtió en su segunda casa. Ella considera que las medidas impuestas por la Ley de Migración podrían traer graves consecuencias. “Sería un problema para quienes no tienen el pasaporte nica y sólo el extranjero, porque tendrían que buscarlo, y a lo mejor muchos nicaragüenses eviten venir al país, porque ¿cómo van a sacar cédulas?”, se preguntó Guevara.

 

Reclamo debe ser al CSE
Michele Najlis, exdirectora de Migración y Extranjería en1981, manifestó estar de acuerdo conque para salir del país se debe exigir el pasaporte nicaragüense válido, porque es conveniente para las personas que viajan, ya que así pueden irse con su cédula actualizada, la cual es más difícil de renovar en otros países que no sea el nuestro.

“Cuando queda entrampado un nica que quiera viajar fuera del país, y si nunca ha tenido cédula, pues en este momento es prácticamente imposible que la consiga. En este caso, el reclamo debe dirigirse al Consejo Supremo Electoral, que es el que realmente deja entrampada a la gente. No veo cómo podría Migración emitir un documento oficial de identidad, es decir, la cédula, por cuanto esto no está dentro de sus funciones”, cuestionó Najlis.

La exfuncionaria de Migración dice no encontrar lógica en que a un ciudadano estadounidense, o de cualquier otro país, se le exija que su pasaporte tenga una vigencia de seis meses, ya que se le autoriza una estadía en Nicaragua sólo de 90 días.

“Quieren evitar voto”
“Posiblemente hay mala voluntad en contra de los nicaragüenses que viven en el extranjero, porque seguramente quieren evitar que vengan a votar, o quieren evitar que vengan a decidir. En todo caso, esto contradice los principios básicos de la Constitución y el espíritu de nacionalidad nicaragüense, que no es lo mismo que Estado, el Estado es dentro del triángulo territorial, mientras que la nación va más allá, porque incluye a los nicaragüenses que viven en el exterior”, consideró por su parte Guevara.

Un funcionario de la aerolínea Taca, que prefirió omitir su nombre, aseguró que Migración y Extranjería la semana pasada les dio a conocer el comunicado que indica que los nicaragüenses con doble nacionalidad pueden salir sin ningún problemas, pero antes de los 90 días de estadía, de lo contrario tendrán que buscar cómo tramitar su pasaporte nica. (Con la colaboración de Amparo Aguilera)

Nicas en Costa Rica con más facilidades
Sixto Valladares / Corresponsal END

San José, Costa Rica

La noticia de que la nueva Ley de Migración y Extranjería establece que aquel nicaragüense con doble nacionalidad al salir de Nicaragua debe hacerlo con pasaporte nica, ha pasado inadvertida en la comunidad pinolera en Costa Rica.

En breves declaraciones, el embajador Harold Rivas dijo que la medida aplica solo si el nicaragüense excede los 90 días de estancia en Nicaragua.

Si regresa antes de ese período a su país de residencia o donde se naturalizó, puede hacerlo con el pasaporte extranjero.

“A nivel del Consulado, no hubo nada extraordinario al respecto, porque la ley aún se estaba reglamentando. Además, los nicaragüenses que viven en Costa Rica no tienen mayor problema para obtener el pasaporte de Nicaragua”, indicó.

En ese sentido, Rivas declaró a medios locales que un nicaragüense naturalizado costarricense, puede obtener el pasaporte de su país de origen con una partida de nacimiento y el pasaporte local, como documentos principales, porque en ambos aparece el lugar de nacimiento que es Nicaragua.

“Incluso, puede obtener un pasaporte ordinario con su cédula de residencia y una partida”, añadió.

Según el Tribunal Supremo de Elecciones, hasta el año pasado había 20 mil 947 nicaragüenses naturalizados, debidamente inscritos en el padrón electoral.