•  |
  •  |

Los precios de los combustibles que se comercializan a nivel nacional experimentarán bajas mínimas para este fin de semana, según información que suministraron ayer las empresas petroleras que operan en el país.

Derivados del petróleo como la gasolina súper tendrá una reducción de hasta 2.23córdobas por galón, mientras que la gasolina regular sufrirá una rebaja de 2.52 córdobas por galón. Fuentes ligadas a las petroleras señalaron que la reducción también obedece a la variación de precios con que se cotizan los combustibles en el mercado internacional.

En tanto, el precio del galón de diesel tendrá una reducción de apenas 0.04 centavos de córdoba por galón, quedando su precio prácticamente igual que la semana pasada, mientras el kerosén experimentará una baja de 0.60 centavos de córdoba.

Esta semana, la gasolina súper experimentó alzas de hasta 3 córdobas por galón, y la regular 2.61 córdobas, mientras que el diesel, combustible que usa el sistema de transporte colectivo e interurbano en todo el país, subió 2.50 córdobas. Según el Instituto Nicaragüense de Energía, INE, el litro de gasolina súper se comercializó en las estaciones de servicio en 30.59 córdobas, el de gasolina regular 28.95 córdobas, y el litro de diesel en 26.60 córdobas. Mientras que el de kerosén se vendió en 26.99 córdobas  por litro.

Petróleo se mantiene en US$89
El petróleo que se comercializa en el mercado del Golfo de México (Texas) bajó ayer  0.32% y su precio cerró en US$89.05 por barril, en una jornada de altibajos marcada por el descenso en las reservas de crudo en Estados Unidos y por la expectación existente por el plan de empleo que debe anunciar el presidente Barack Obama ante el Congreso, según informes de la Bolsa Mercantil de Nueva York Nymex.

Al final de la jornada de ayer, los contratos del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entregarse en octubre, los de más próximo vencimiento, habían restado 29 centavos al precio de cierre anterior.

Según los analistas de la Nymex, el petróleo se cotizó ligeramente a la baja, pese a los datos sobre las existencias de crudo revelados por el Departamento de Energía estadounidense, que indicó que los inventarios de WTI del país se redujeron la semana pasada en 4 millones de barriles (el 1.1% menos), quedando en 353.1 millones.