•  |
  •  |

El próximo lunes 12 de septiembre, el Poder Judicial discutirá en Corte Plena el informe final sobre los resultados de las investigaciones en el Instituto de Medicina Legal, IML, que tiene que ver con tráfico de dictámenes médicos y abuso de autoridad con bienes de la institución, según denuncias del personal de esa entidad.

Las denuncias de los trabajadores del IML, a través de EL NUEVO DIARIO, surgieron después de que la Policía concluyera una investigación donde personal forense pretendía liberar a un reo narco a través de un dictamen legal amañado.

Hasta ahora se sabe que entre los hallazgos realizados por la comisión investigadora, integrada por los magistrados Yadira Centeno, Edgar Navas y Ligia Molina, está la utilización de vehículos por parte de autoridades para fines personales, obstaculizando las labores forenses.

Sobre la manipulación de dictámenes para beneficio o daño de un reo, los investigados expresaron que “les han sugerido cambios de dictamen”, pero no se logró probar, según el informe.

Respecto de las diferencias personales por asuntos políticos, entre el director del IML, Zacarías Duarte, y el subdirector, Julio Espinoza, que terminaban perjudicando el trabajo en la institución, los entrevistados confirmaron las malas coordinaciones, pero la comisión aseguró que ya fueron superadas.

Dobles plazas

El informe también confirma las dobles plazas de algunos médicos forenses, quienes además de trabajar en el IML, laboran para el Ministerio de Salud, lo cual influye en el trabajo legal. Además, está prohibido por la ley que un trabajador devengue dos salarios del Estado.

Según informaron en su momento los denunciantes, había doctores que limitaban el número de valoraciones médico-legales por irse a su otro turno, o bien por llegar cansados del otro trabajo.

“Esto al final recae en el deterioro del servicio a la población”, dijo un denunciante en su momento.

Ahora le corresponde a la Corte Plena valorar el informe y aplicar las medidas disciplinarias que correspondan.