•  |
  •  |

Los bufetes jurídicos universitarios continúan facilitando el acceso a la justicia de más nicaragüenses a precio simbólico. Hasta agosto de este año, los centros jurídicos populares de la Universidad Centroamericana y Universidad Politécnica atendieron a más de 4 mil usuarios.

Además de colaborar con el acceso a la justicia, estos bufetes evitan que aumente la carga en los Juzgados, contribuyendo a que otras causas sean resueltas de forma más ágil y ayudando a descongestionar los centros de justicia, explicó Silvia Juliana Juárez, directora del bufete y Centro de mediación  de la UCA. Las materias más solicitadas en ambos bufetes son civil, de familia y laboral. Entre estas materias, los procesos más solicitados son la pensión de alimentos, divorcio, regulación de la relación padres e hijos, mientras que en lo laboral, está el pago de liquidaciones y prestación social.

El bufete de la UCA también atiende casos penales, porque el personal es mayor.

Cobro simbólico
Al inicio no se hacía ningún cobro, pero las personas abandonaban los casos y se quedaban con los escritos y demandas hechas, por eso decidieron hacer cobros simbólicos, para que la gente se sienta comprometida de terminar su caso porque ya aportó dinero, explicó Ena Velásquez, directora del Bufete de la Upoli.

Esa cantidad simbólica varía según la causa y las posibilidades económicas de las personas y se utiliza para cubrir gastos de papelería, fotocopia, llamadas a celulares y alimentación por cada servicio prestado.

Ambos centros promueven la mediación entre las partes, para evitar proceso más lentos y costosos. Además, es una de las formas en que ambas partes pueden quedar satisfechas con el arreglo, sin imposición judicial, explicó Juárez.

El bufete de la Upoli, fundado en 1998, empezó dando asesorías a personas de barrios aledaños, pero ahora atienden a usuarios de diversos departamentos del país como Bluefield, Corn Island, Jinotega, Matagalpa entre otros, a través de correo electrónico.

Acompañan todo el proceso
Entre los servicios prestados están notariales, celebración de matrimonios, poderes de representación, asesoría legal, declaratoria de herederos. “Acompañamos en todo el proceso judicial, elaboramos escritos y nosotros mismos los presentamos, nunca dejamos solo al usuario”, recalcó Velásquez.

El personal del despacho impulsa las gestiones cada 15 días, es decir nunca se abandona un caso en los juzgados. “La gente se desespera, quiere que las cosas sean expeditas y no puede ser porque el sistema de justicia que tenemos es lento, aunque se están haciendo los mayores esfuerzos por agilizarlo”, recordó Velásquez.

El bufete jurídico de la UCA, con 40 años de servicio, ya tiene identificadas las temporadas en las que aumentan las demandan, por ejemplo: después de los días feriados se incrementan los casos penales; mientras que los civiles se mueven más en Navidad y al inicio del año escolar.

En 2010 ambos bufetes jurídicos universitarios contribuyeron con el acceso a ajusticia a más de 7 mil personas.