•  |
  •  |

El Banco Interamericano de Desarrollo BID estará desembolsado a Nicaragua este año al menos US $40 millones, vía préstamo concesional para financiar la ejecución de proyectos energéticos, sobre todo los que contemplan la electrificación rural en zonas muy pobres.

Mirna Liévano de Marques, representante del BID en Nicaragua, explicó que la cartera de préstamos que la organización financiera tiene en estos momentos para nuestro país está enfocada sobre todo en apoyar la estrategia de desarrollo energético que ha venido ejecutando el Gobierno central.

Liévano confirmó que el BID está destinando por año la mitad de los recursos asignados al país, para financiar proyectos de electrificación. “Podríamos hablar que año con año hay disponibles hasta 40 millones de dólares adicionales. En estos momentos, el programa que estamos apoyando es el Programa Nacional de Electrificación y Energías Renovables PNESER, por tres años consecutivos, que es parte de la estrategia de desarrollo de mediano plazo del país en materia energética”, afirmó.

El PNESER es ejecutado por el Gobierno central y permitirá extender la cobertura del servicio eléctrico en zonas rurales del país y pasar del 63 por ciento hasta alcanzar un promedio del 85 por ciento en electrificación.

Este programa reúne ocho componentes para llevar el servicio de energía eléctrica a 3,600 comunidades rurales ubicadas en las zonas Norte, Centro, Pacífico y Caribe de Nicaragua.

Incluye una inversión de 380 millones de dólares que serán financiados por organismos cooperantes y préstamos de la banca internacional en términos concesionales. Liévano manifestó que las condiciones del préstamo para Nicaragua son especiales, porque reciben el 50 % del Fondo de Operaciones Especiales del BID, con interés del 0.25 por ciento a pagarse en 40 años plazo. La otra mitad es capital ordinario del Banco con interés del 4.5 por ciento a 30 años plazo. Donald Espinoza, Secretario del Ministerio de Energía y Minas, dijo que ya para finales del 2011 la cobertura en electrificación en zonas donde no hay cobertura energética, aumentará hasta el 65 por ciento.

Espinoza explicó que otro programa que está en ejecución es el referido al desarrollo de Pequeñas Centrales Hidroeléctricas, PCH. Indicó que cuatro de éstas ya están en operación, generando como promedio un megavatio de potencia.

“Estos proyectos están ubicados en municipios de las regiones del Caribe y parte Central del país. Son administradas por empresas municipales y la idea es que sean sostenibles económicamente. El ministerio se encarga de brindarles asistencia técnica por un periodo de tiempo, para que puedan desarrollarse”, agregó.