•  |
  •  |

La familia de la niña ultrajada en Tipitapa se encuentra moralmente destrozada mientras sus padres la acompañan en el hospital y la ciudadanía amenaza con marchar ante el Sistema Penitenciario de La Modelo para demandar justicia.

Según declararon los abuelos de la niña de 8 años que fue brutalmente violada, esta se encuentra estable físicamente, pero su estado anímico refleja el daño psicológico que sufrió.

“Hemos hablado con ella y sus padres por teléfono, y aunque los médicos aseguran que se está recuperando, se escucha muy triste.

Nosotros nos sentimos totalmente impotentes, porque no sabemos si ese criminal va a quedar en la total impunidad”, comentaron.

La tía de la menor añadió que es inconcebible que las autoridades permitan que violadores sexuales manejen este tipo de vehículos, ya que en Tipitapa son muchas las familias que recurren a este sistema de transporte  para enviar a sus hijos a la escuela y recogerlos después.

Y es que según relató Isabel Real Hernández, la abuela de una joven que fue supuestamente asesinada por el reo Douglas Manuel Moreno Rosales, 10 años antes, esta violación es culpa de las autoridades.

“Ese hombre confesó el asesinato de mi nieta Elizabeth Real, quien apareció con el cráneo destrozado en un latón de basura. Aún así, lo dejaron libre. Y estas son las consecuencias. Otro crimen atroz”, declaró Isabel Real.

No a la impunidad
Mientras los familiares de las víctimas de Douglas Manuel Moreno aún sufren las consecuencias de sus actos, el pueblo de Tipitapa continúa enardecido, y amenaza con llegar hasta las últimas consecuencias.

“Nosotros exigimos la pena máxima. Y así tengamos que ir hasta la Modelo para remover piedra sobre piedra, le aseguramos a los jueces que si ellos no castigan a este salvaje, el pueblo de Tipitapa lo hará”, declaró la ciudadana María Isabel Centeno.

Martha Flores, otra pobladora indignada, indicó que aquí se tiene que sentar un precedente para evitar futuras agresiones sexuales.

Donald Ernesto Herrera Pasos declaró que el pueblo de Tipitapa ha reaccionado así porque este es un delito que ha enlutado a cada padre, madre y hermano.

Caponeros continúan indignados

Danny Urbina Treminio, caponero de la zona, indicó que con esta brutalidad este hombre ha enlodado el prestigio de muchas personas honradas que trabajan duramente para llevar el pan a sus casas.

Norberto José Ruiz,  uno de los participantes en la revuelta en la que el pueblo exigía que le entregaran al agresor para que pagara su crimen, señaló que el gremio quería demostrar que no todos son iguales, y que se solidarizan con la familia.

José Antonio Salgado indicó que hombres como Douglas Manuel Moreno merecen la pena de muerte, y sufrir el mismo trato que les dieron a sus víctimas.