• |
  • |

Para el Cónsul de Nicaragua en La Florida, Luis Martínez, los cuestionamientos en torno a la Ley de Migración y Extranjería, Ley 761, vigente desde julio, no tienen lógica, y hasta los califica de ser parte de una campaña en contra del gobierno motivada por el contexto electoral.

“¿Cuál es el escándalo?, preguntó Martínez, refiriéndose a los señalamientos públicos de empresarios del sector turismo, que han advertido de una afectación al flujo de visitas que los nicaragüenses nacionalizados en el extranjero realizan, porque la ley expresa que al dejar al país deben hacerlo con el documento de viaje local.

Para Martínez todo se trata de una confusión producida con mala intención. Dijo que la ley deja en claro los procedimientos y garantías de las que gozan los ciudadanos con doble nacionalidad, y que además es “benévola”, porque les está diciendo a los compatriotas que han adquirido nacionalidad estadounidense, que cuando vengan usen su documento nica y se eviten pagos y obligaciones que deben cumplir los extranjeros, como por ejemplo los 10 dólares al momento de ingresar y las multas por estadía de más de tres meses.

“Desgraciadamente, todo lo politizamos, estamos haciendo el show publicitario”, valoró el cónsul, y advirtió que ese “pánico” --a su juicio infundado-- trasciende a los turistas extranjeros que terminan asumiendo que en nuestro país hay problemas migratorios y deciden sacarlo de su lista de destinos.

Martínez agregó que cámaras de turismo “adversas al gobierno están queriendo meter ruido”, y van a terminar por dañar la imagen del país, lo cual tendrá repercusiones negativas para ellos y para los pequeños y medianos empresarios que viven del turismo.

Mayoría tiene pasaporte nica
Según el cónsul de la Florida, entre 18 y 20,000 nicaragüenses se han nacionalizado estadounidenses. Estima que apenas el 10% no tendría pasaporte nacional.

Explicó que los nicas con doble nacionalidad y con pasaportes de ambos países, pueden decidir con cuál viajar hacia Nicaragua. De hacerlo con el estadounidense y permanecer más de tres meses en suelo patrio están obligados a pagar la multa que la Ley establece, porque llegaron en calidad de extranjeros. En cambio, si lo hacen con el documento de viaje nica se evitan esos pagos y pueden permanecer el tiempo que deseen.

En el caso de aquellos que no tienen pasaporte nacional y quieren tramitarlo, aclaró que no tienen necesidad de venir, cuando bien pueden hacerlo en Estados Unidos por medio de la oficina consular. En caso de que decidan hacer el trámite aquí, señaló que se verán en la necesidad de tener cédula, y si no la tienen, pues deben hacer las gestiones para obtenerla y esperar por ella.

Una vez obtenido el pasaporte, no significa que puedan utilizarlo para regresar, sino que deberán dejar el país con el pasaporte con el que ingresaron, expuso el cónsul, tras hacer un llamado a la cordura y frenar la incertidumbre.

En consulado aceptan hasta fe de bautismo
La cédula es otro elemento que en “este burumbumbún encaja como algo con interés político”, indicó Martínez.
Dijo que una persona con doble nacionalidad en Estados Unidos no precisa tener cédula para obtener un pasaporte nica. En el consulado reciben partida de nacimiento, notas de estudios cursados y hasta fe de bautismo que certifiquen que el solicitante es verdaderamente nica.

En La Florida, por ejemplo, reciben un promedio de 300 solicitudes de pasaportes semanales sin necesidad de cédula, documento que para obtenerlo sí debe el ciudadano venir a nuestro país, declaró el Cónsul.