•   Corresponsal END San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |

El conflicto limítrofe entre Costa Rica y Nicaragua podría reavivarse con la asunción del nuevo canciller tico, Enrique Castillo, aunque este niegue que su país se preste al “juego de Daniel Ortega de buscar réditos políticos con el diferendo”.

Castillo asume oficialmente como canciller esta noche, en el mismo acto donde la mandataria Laura Chinchilla recibirá la antorcha centroamericana, en la ciudad de Cartago, antigua capital del país.

El funcionario, quien fuera embajador de su país en la OEA, dijo que entre las prioridades de su gestión, además del conflicto con Nicaragua, está evaluar la posición tica en Naciones Unidas sobre Palestina.

Y volviendo al tema de Nicaragua, Castillo, quien sustituye a René Castro en esa cartera, aseguró que no designará embajador en Managua, mientras el gobierno de Ortega siga enviando civiles al sitio en disputa, el cual debe estar despejado de personal de ambos países, según resolvió la Corte Internacional de Justicia en el mes de marzo.

“Nicaragua no ha hecho gestos positivos para mejorar la situación, todo lo contrario, sigue violando las medidas cautelares. Mientras eso se mantenga así,  nosotros vamos a mantener la posición de no enviar embajador”, dijo.

La embajada tica en Managua es dirigida por un encargado de negocios, después del retiro de la designación de Melvin Sáenz como embajador.

Castillo cree que en plena campaña electoral, Nicaragua podría hacer “gestos provocadores para seguir atizando el conflicto y seguir llevando agua a su molino electoral.

Eso lo vemos así, y no vamos a caer en el juego de favorecer la campaña del presidente (Ortega). Lo que se presente, cualquier cosa que sea, le haremos frente”.

En ese sentido, dijo a la radio ADN, Costa Rica mantendrá el tono firme que le ha caracterizado en el conflicto, y que una vez se reúna con la comisión interinstitucional que le da seguimiento, definirá la estrategia a seguir.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus