•  |
  •  |

El portar un manta que decía irónicamente “Johnnie Walker no peleó en San Jacinto,” le costó a los miembros de Nicaragua 2.0, la persecución y la agresión, en un episodio que comenzó casi cerca de la tarima presidencial, en las proximidades del Parlamento.

La manta hacía referencia a las despistadas respuestas que algunos estudiantes del sistema de educación nicaragüense ofrecían ante las preguntas de los periodistas. Los activistas fueron reprimidos por los Camisas Azules que resguardaban la seguridad del presidente Daniel Ortega en el desfile patrio celebrado el día de ayer en la avenida Bolívar.

Los activistas juveniles que decidieron apostarse enfrente de la tarima del mandatario para que este mirase las malas repuestas que muchos estudiantes dan de los hechos históricos, fueron retirados a la fuerza y perseguidos a empujones por “la seguridad del mandatario y personas afines al gobierno”, hasta las inmediaciones del centro comercial Crowne Plaza, lugar donde los manifestantes solicitaron auxilio.

Según Israel Lewites, quien es activista de este movimiento, aprovecharon la  conmemoración del 190 Aniversario de la Independencia y el 155 de la Batalla de San Jacinto para exigirle al mandatario que  invierta más en educación, pero tal iniciativa le valió un golpe en la frente que por segundos lo dejó inconsciente.

“En esa manta nosotros reclamábamos menos corrupción y más educación” dijo Lewites, quien cree que el monto designado al sector educación no es suficiente para invertir en la buena formación de los jóvenes nicaragüenses.

Moisés Castillo, uno de los agredidos, y miembro de Nicaragua 2.0, señaló que cuando los Camisas Azules actuaron para que no siguieran mostrando sus pancartas al Presidente fueron protegidos por los medios de comunicación, quienes le ayudaron a salir del perímetro donde también se hallaba “una multitud que se les vino encima”.

Obligados a sentarse en el piso
“Se pusieron de acuerdo (los Camisas Azules) y nos quitaron las mantas y las banderas y ahí nos obligaron a quedarnos en el piso” señaló Castillo, quien dijo además que en ese momento él y sus compañeros se agarraron de las manos ante el miedo que les sembraba las miradas de los simpatizantes del gobierno.

“Cuando corrimos hacia Plaza Inter, nos venía siguiendo alrededor de 30 personas y le dieron en la cabeza, a traición a Israel (Israel Lewites)  y lo votaron del golpe, luego que reaccionó  fuimos lo más rápido que pudimos hasta las inmediaciones de Plaza Inter”.

Según los activistas en el centro comercial de Crowne Plaza fueron protegidos por la seguridad de ese lugar, a quienes les explicaron porqué les perseguían. Hasta ahí también llegaron las personas simpatizantes del mandatario, quienes les solicitaron a los vigilantes que les diesen a los activistas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus