•  |
  •  |

El comisionado general Javier Meynard, Subdirector de la Policía Nacional, dijo que están anuentes a recibir información que amplíe el caso relacionado con la balacera entre personas aparentemente vinculadas con el partido de gobierno y miembros de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, el pasado 10 de agosto, durante la “dejada” de Santo Domingo.

En el caso quedaron algunas lagunas y el Ministerio Público sólo acusó a Edwin Antonio Altamirano, escolta del diputado Enrique Quiñónez, por los delitos de portación o tenencia ilegal de armas de fuego y lesiones leves en contra del joven Erick Antonio Canales Velásquez, quien recibió un balazo en el hombro izquierdo.

Pero las autoridades policiales no determinaron quién disparó a José Dolores Almendárez, de 33 años, quien quedó sin poder caminar, luego que una bala se le incrustara en la columna vertebral.

Quiñónez no era necesario
“Nosotros generalmente decimos que cualquier cosa que ayude al fortalecimiento de un caso, siempre es bienvenido y no lo dejamos cerrado, pero hasta el momento las investigaciones nos han llevado a eso”, aseveró Meynard, quien agregó que no era necesario entrevistar al diputado Quiñónez, porque la situación se presentó alrededor del escolta.

Las declaraciones el jefe policial las dio después del ascenso en grado de 250 oficiales de las direcciones de Operaciones Especiales y Seguridad Personal de la Policía Nacional, que se realizó a inicios de esta semana.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus