•  |
  •  |

El Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, no solo oculta información sobre sus manejos financieros al Fondo Monetario Internacional, FMI, y a la población en general, sino que deja al desnudo una serie de incrementos de gastos internos a expensas de los recursos económicos deducidos a los trabajadores afiliados al ente, observó un analista financiero.

José Dolores Gómez, analista financiero y economista, analizó la información que el INSS y el Banco Central de Nicaragua publicaron como parte del Memorando Técnico de Entendimiento que firmó el país con el Fondo Monetario Internacional, respecto a la publicación del portafolio de inversiones del Seguro Social.

De acuerdo con ese informe del INSS, el economista Gómez dijo que la institución continúa sin registrar la enorme deuda que mantiene el Gobierno Central con la institución.

 

¿Y la deuda del Estado?

“Apenas aparecen registrados $66.9 millones de dólares, cuando el presidente del INSS, Roberto López, informó a la Contraloría que tal adeudo es de US$600 millones al año 2007”, señaló el experto, quien además detectó una serie de aumentos en gastos corrientes que no se explican con el supuesto estado de iliquidez que le proyectan a mediano plazo a la institución.

“Las Inversiones declaradas a 2010 ascienden a US$555.2 más US$62.2 millones en Cuentas por Cobrar Neto. Estos elevados montos no tienen las Previsiones para quebrantes o incobrables. El rubro de Inmuebles, Mobiliario y Equipo, se incrementó  en US$ 7.2 millones, equivalente al 19.5%. Tales incrementos excesivos demuestran el desmesurado derroche de los fondos de la institución”, detalló Gómez.

De acuerdo con el análisis del economista, las otras cuentas por pagar se incrementaron en US$16 millones de dólares, equivalente a un aumento desproporcionado del 1,163.7%. “¿A qué se deben tales incrementos? ¿Falta de solvencia?”, cuestionó el analista financiero.

 

Deterioro y disfraz

Según sus observaciones, las Reservas Técnicas Financieras sufrieron un deterioro de US$8.1 millones de dólares, a pesar de la importancia de incrementarlas sustancialmente, dada su insuficiencia, dictaminada en los cálculos actuariales.

“El Remanente Social fue aplicado a la cuenta Patrimonio Básico, cuando debiera corresponder a un incremento de las Reservas Técnicas. Los Activos Totales se incrementaron en US$ 65.6 millones, a pesar de incrementos superiores en el Remanente Social e incrementos de deudas”, estableció.

 

Gómez señaló que el INSS “logró un incrementó del 6.1% en el número de Asegurados Activos y en un 6.7% sus Ingresos por Cotizaciones, generando en este período ingresos adicionales por US$ 22.9 millones. La cobertura de Asegurados sobre la Población Económicamente Activa (PEA) es del 19.5%, disminuyendo con respecto al año anterior, por un incremento inusual del 23.2% del PEA”.

Además, notó que los Gastos Generales y Administrativos continúan incrementándose. “En este informe 2010 representan US$39.2 millones, superiores en un 100% a los que dejó la administración anterior. Uno de los rubros de mayor impacto es su crecimiento de trabajadores, los que pasaron de 1,208 en 2006, a 2,398 empleados en 2010. Este incremento, desmedido e irresponsable, lesiona la estabilidad de la institución”, aseveró.

 

Detener práctica vergonzosa

“Los Gastos Financieros Netos se disminuyeron en US$1.5 millones con respecto al año anterior. El Remanente Social igualmente disminuyó en US$ 8.8 millones, equivalente a una reducción del 9.4% con respecto al año anterior, consecuencia de un incremento desmedido en los Gastos Generales y Administrativos. Todo ello a pesar del incremento de los Ingresos del 6.7%”, precisó.

A su criterio, estos resultados afectan la estabilidad de la institución, la que debe velar por los ahorros de sus asegurados. “Es de notar la falta de una reputada Dirección Superior, libre de compromisos políticos partidarios y de organismos de control y fiscalización insuficientes”, estimó.

El analista, al igual que otros expertos, concluyó que las cuentas del INSS publicadas ocultan información vital para medir la solidez de la institución

“Ninguna de sus principales cuentas de mayor tiene un desglose. Por tanto son cifras muy gruesas sin auditar. El Informe de 2010, con 304 páginas, únicamente se utiliza tres páginas para mostrar estas cifras financieras. Es evidente el encubrimiento, ocultamiento y camuflaje de la sanidad financiera del INSS”, dijo.

“Se debe exigir mayor transparencia al INSS. No se pueden seguir jugando con recursos ajenos al arbitrio del gobernante de turno. No se puede seguir con esta práctica del sigilo vergonzoso”, criticó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus