•  |
  •  |

Algunos economistas consideraron que acumulación de trabajo y menor efectividad es lo que nos dejarán los días de asueto decretados por el gobierno para las instituciones públicas, lo cual --según ellos--, no debería ocurrir en un país endeudado como Nicaragua.
El economista Cirilo Otero recordó que el mayor problema de nuestro país es la producción, y si bien las instituciones estatales no están directamente involucradas en la productividad, estas se utilizan para hacer trámites, transacciones y permisos.
“Sí hay afectación en la economía. Al no brindar los servicios, el trabajo se acumula, y esto se agrava porque los servicios públicos solo tienen jornadas de medio día. Así se vienen acumulando los trámites administrativos y financieros”, alega Otero, comentando la necesidad de que el gobierno reflexione sobre la cantidad de días libres que otorga a sus trabajadores.
El economista Adolfo Acevedo coincidió con Otero en ese aspecto, “sin embargo, por otro lado, está la eficiencia del servicio en el Estado. Hay que tomar en cuenta que el Fondo Monetario Internacional está solicitando al gobierno de Nicaragua un informe sobre la eficiencia de los servidores públicos, dado que hay personal supernumerario, integrado como parte de las contrataciones de personal afín al partido, pero el nivel de efectividad y de eficiencia no ha cambiado”.
Para el ingeniero Mario Zelaya, Presidente de la Cámara de la Construcción, la afectación para su sector es mínima, pues la labor que realizan es con empresas privadas, y no necesariamente con el Estado.
“Esta semana nuestro sector trabajó normalmente. Los asuetos son una política del gobierno, aunque lo ideal sería que todos trabajáramos”, comentó  el ingeniero Zelaya, agregando que dada la cercanía de las elecciones, lógicamente, cada cual hace campaña para su partido.

Los No…
El doctor Irving Dávila, de la Comisión de Gobernabilidad de la Coordinadora Civil, señaló que, desgraciadamente, este país, el más pobre de la región, es de la cultura del no trabajo, del no pago y del no estudio, lo cual en esta semana quedó demostrado.
“En esta semana patria, en vez de instar a celebrarla con un llamado al trabajo y al desarrollo económico, se hizo con una semana inactiva”, expresó el analista, mencionando que Nicaragua es uno de los países del continente con más vacaciones, por los asuetos inventados desde el gobierno.
“Aunque el sector privado quiera sostener su productividad no puede, ya que las instituciones están cerradas, lo que afecta las actividades de todo tipo y los trámites de toda la ciudadanía”, alegó.
Dávila señaló que el gobierno se aprovecha de estas fechas para caer simpático, pero no se mide ni se quiere observar el daño económico que se provoca a nuestro país.