•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía Nacional desarticuló 11 centros dedicados a prostituir adolescentes y detuvo a 41 sospechosos de trata de personas, informó hoy esa institución.

Los centros de prostitución desarticulados funcionaban bajo la fachada de bares, restaurantes o casinos, principalmente en Managua y en la provincia occidental de Chinandega, indicó esa institución en un comunicado.

En esos lugares han detenido a 41 sospechosos de trata de personas.

Según la Policía nicaragüense, las víctimas habitan en zonas rurales y son contratadas bajo engaño para trabajar en esos centros en labores de limpieza, cocina o sirviendo, y una vez en el lugar son inducidas y obligadas a prostituirse o a ser explotadas comercialmente.

El jefe del departamento de delitos especiales de la Policía Nacional, Freddy López, dijo a periodistas que en la lucha contra la trata de personas trabajan en coordinación con la Dirección de Migración y Extranjería, la Fiscalía y organismos que trabajan con la niñez y la adolescencia.

En Nicaragua se castiga con prisión de 4 a 12 años de cárcel los delitos por trata de personas.