•  |
  •  |

Cinco días después de que se hiciera público que la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales, EAAI, solicitó a la financiera vinculada al gobernante FSLN un crédito de US$12 millones para construir dos aeródromos que ya habían sido financiados por el BID, ninguna autoridad del gobierno se ha pronunciado para aclarar las dudas en torno al caso.

La Contraloría General de la República, CGR, que es la única institución que respondió a la denuncia como ente fiscalizador del Estado, solicitó información formal a Aeropuertos, pero el trámite burocrático no tiene fecha de cumplimiento.

La EAAI gestionó en diciembre de 2010 ante la Contraloría una exclusión de procedimientos para contratar directamente a empresas que construirían dos aeródromos con fondos de un crédito aprobado por el BID al Instituto de Turismo, Intur, para obras de desarrollo y turismo en San Juan de Nicaragua, Río San Juan, y la Isla de Ometepe, Rivas.

La Contraloría aprobó el trámite, pero un informe oficial de EAAI enviado a la Superintendencia de Bancos reveló que Aeropuertos había solicitado en el primer trimestre de 2011 un crédito a la financiera Caja Rural Nacional, afiliada al FSLN, por el monto de US$12 millones para la aprobación de los aeródromos autorizados al Intur.

El director del Intur, Mario Salinas, confirmó que el crédito del BID ya estaba ejecutado o en ejecución en los aeródromos y en otras obras, y que ignoraba el uso o destino del préstamo que EAAI hizo a Caruna, que generó una ganancia por comisión de 4.4 millones de córdobas (US$194,000) a la financiera que maneja los recursos de los negocios del gobierno y de la familia presidencial.

Ni Caruna ni la EAAI, ni la Procuraduría General de la República ni la Presidencia, han aclarado a la opinión pública el uso del crédito a Aeropuertos.