•  |
  •  |

Las fiestas más extensas de Nicaragua dieron ayer formal inicio con la tradicional “bajada” de la imagen de San Jerónimo, santo patrono de Masaya. Cientos de fieles acudieron como cada año a la iglesia que lleva su nombre, y luego lo acompañaron en una procesión por la ciudad. La festividad del llamado “Doctor que cura sin medicina” dura tres meses.