•  |
  •  |

La Organización Internacional del Trabajo, OIT, enviará una comisión de expertos a Nicaragua para investigar las múltiples denuncias de violaciones a los derechos humanos y sindicales de más de 21 mil trabajadores del servicio público que han sido despedidos en el actual gobierno.

En dichos despidos se han violado el fuero sindical y resoluciones judiciales de reintegro.

La OIT tomó la decisión de enviar la misión a raíz de un documento remitido por la Federación de Trabajadores del Servicio Público, Fedetrasep.

“Nos sentimos sumamente satisfechos porque se nos está dando la debida atención internacional. Hemos sido formalmente notificados de parte de la Secretaría del Departamento de Normas Internacionales de la OIT, situada en Ginebra, Suiza, de la recepción, análisis y futura inspección sobre el informe laboral que recién hemos enviado a la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones (CEAR)”, señaló Álvaro Leiva Sánchez, Secretario de Asuntos Laborales y Derechos Humanos de la Fedetrasep.

Leiva añadió que con esta inspección se espera lograr que el Estado de Nicaragua sea incluido en la lista de los 25 países violadores de derechos laborales, humanos y sindicales en la próxima conferencia Internacional por la Comisión de la Aplicación de Normas (CAN), órgano esencial del sistema de control de la OIT.

Por cuarta vez
La presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Vilma Núñez, declaró que es la cuarta vez que Nicaragua va a ser objeto de análisis y de cuestionamientos serios por violaciones a los derechos laborales, ya que la Comisión de Encuesta de la OIT, ya había realizado tres visitas al país en 1982, 1987 y 1995.

Añadió que esto deja a Nicaragua en una posición incómoda a nivel internacional, y refleja la dualidad del discurso del gobierno actual, el cual dice defender los derechos de la clase trabajadora.

“Esto desenmascara el discurso presidencial, porque con cuál autoridad moral van a hablar de derechos laborales, si el Estado es el principal violador de los mismos, enviando a sus trabajadores a ‘rotondear’ con camisas del color del partido gobernante, para garantizar una cierta estabilidad de sus empleos”, comentó Núñez.

Diputados respaldan visita
José Pallais, Presidente de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, calificó de positivo que la OIT abra un proceso de investigación, ya que si los trabajadores no tienen acceso a la justicia nacional, la internacional podría cambiar el panorama de ellos.

“Esperamos que esto pueda incidir en el cumplimiento de los convenios laborales ratificados por Nicaragua, ya que la OIT tiene un gran peso moral y puede establecer sanciones por incumplimiento, e incluso afectar los tratados de libre comercio si el Estado se niega a hacer justicia”, aseguró Pallais.

Carlos Noguera, Presidente de la Comisión de Asuntos Laborales de la Asamblea Nacional, aseguró que esta visita corroborará lo que ellos han venido documentando durante los cinco años de la Administración del presidente Daniel Ortega, la cual se ha caracterizado por “una indolencia total ante la clase trabajadora, y será una llamada de alerta para detener estos atropellos”.