•   RIVAS  |
  •  |
  •  |

El fin de un confuso y polémico proceso judicial que se entabló en los Juzgados de Rivas desde el 14 de noviembre de 2010, en contra de diez sanjuaneños y un estadounidense, señalados de pertenecer a una banda del crimen organizado, culminó al menos en la primera instancia, con la notificación de la sentencia condenatoria.

El fallo fue dictado por el juez suplente de juicio de Rivas, Kriguer Alberto Artola Narváez.

Al jefe de la banda, identificado como Manuel Antonio Ponce Espinoza, de 30 años, el judicial le recetó 26 años y seis meses de cárcel, tras declararlo culpable de los delitos de crimen organizado, lavado de dinero y transporte de drogas.

Según la sentencia, la banda se dedicaba a recibir droga proveniente de Costa Rica para trasladarla a El Salvador y a Guatemala, usando el litoral Pacífico de Nicaragua, y el 11 de noviembre de 2010, “pretendía introducir al país un cargamento proveniente de Panamá a bordo del pesquero “Fuschimaro”. A la vez, se detalla que un operativo policial realizado ese día neutralizó el desembarque y permitió la captura de los 11 acusados.

Otro que recibió una larga condena fue el estadounidense Jayson Zachary Puracal, a quien la Policía señaló de usar la oficina de Bienes Raíces Remax, para lavar el dinero que Ponce Espinoza adquiría del narcotráfico, y como evidencia presentaron escrituras de compra-venta de propiedades adquiridas producto del narcotráfico.

22 años a Puracal
A Puracal, el judicial le recetó 22 años de presidio, por los delitos de crimen organizado, lavado de dinero y transporte de drogas, e igual pena recibió por estos delitos Ronald Danilo Sánchez, mientras que a Segundo Rufino Ponce lo condenaron a 20 años.

En tanto, a Paulina Monge Camacho, el juez le aplicó una pena de 10 años de cárcel por los delitos de  crimen organizado y lavado de dinero bienes o activos, y 15 años de presidio les dictó a José Vicente  Lanzas, Delvin de Jesús Bolaños, Manuel Antonio Flores, Omar Antonio Cerda, Yáder Antonio Hernández y Róger Antonio Núñez Ponce.

La condena  fue notificada ayer a los abogados defensores, y unos bajo el anonimato denunciaron que las penas recetadas por el juez Kriguer, son el producto final de las múltiples irregularidades con que se desarrolló este extenso  proceso, en que los sanjuaneños señalan de un montaje  para eliminar a Róger Núñez Ponce como candidato a alcalde.

La Procuraduría General de la República solicitó que se decomise a favor del Estado una propiedad de 20 manzanas de Segundo Rufino Ponce, pero que está a favor de Marcos Pérez Blandón.

También solicitó el decomiso de una vivienda ubicada en San Juan del Sur, cuyo dueño es Ronald Danilo Sánchez. También incluyeron otra  que está en la ciudad de Rivas, a nombre de  Sánchez y de Elizabeth Lúquez.