•  |
  •  |

Mientras el gobierno sigue sin respaldar el incremento de 2.5 córdobas en el precio de la libra de pollo, el presidente de la Cooperativa para el Consumo Solidario del Mercado Oriental, Juan Caldera, aseguró que las importaciones de este producto serán indefinidas si la industria avícola no baja el valor al alimento.

Caldera advirtió que las 1,152 toneladas métricas aprobadas por el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, no serán las únicas que ingresarán al país si la industria avícola mantiene el precio.

Según el comerciante, así como consiguieron los permisos de importación requeridos para el ingreso de unas 2.5 millones de libras de pierna de pollo procedentes de Estados Unidos, también podrán obtener la aprobación para importar más cantidad del producto, si la situación lo amerita.

El pasado 14 de febrero, el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, aprobó la importación de un mil 152 toneladas métricas de carne de pollo, como una medida de compensación ante el incremento en el precio del producto nacional, que subió entre 2 y 2.5 córdobas por libra.

“Vamos a importar una vez y otra, y otra y otra vez, hasta tanto no cambien ellos (la industria avícola) de posición en el incremento de precios. Si las mil 152 toneladas se acaban en dos semanas, pues entonces traemos más pollo”, aseveró.

Para la próxima semana, Caldera anunció el ingreso de 18 contenedores con capacidad de 44 mil libras cada uno, es decir, que entrarán al mercado nacional unas 700 mil libras de pierna de pollo, que serán ofrecidas a la población entre 15 y 19 córdobas la libra, con las que se espera cubrir la demanda del producto, equivalente a tres semanas de consumo.

De esta primera parte del contingente, el 50% de los contenedores con 352 mil libras de pollo estadounidense, será comercializado en los ocho mercados de Managua. El restante será distribuido en los otros departamentos del país.

“Si en ese tiempo no hemos concertado un precio a favor del consumidor, nos veremos en la necesidad de solicitar una importación de otro contingente igual o mayor”, refirió.

De acuerdo con Caldera, los comerciantes conformaron una comisión para analizar la solicitud de incremento en el precio del medio pollo, pero todavía no han reconocido el aumento realizado por la industria avícola.

Todavía no hay acuerdo

Al respecto, el titular del Mific, Orlando Solórzano, informó en un canal de televisión oficialista, que el gobierno no ha aceptado el alza en el valor de comercialización del producto alimenticio, en vista de que no se realizó bajo los canales acordados en las conversaciones entre la empresa privada y las instituciones estatales.

Solórzano recordó que el gobierno ha venido trabajando de cerca con los sectores productivos, sin embargo, destacó que el incremento fue una decisión unilateral de la industria avícola.

Además, apuntó que los estudios realizados por el Mific sobre los costos de producción de la carne de pollo, no corresponden a los 2.5 córdobas de aumento ejecutado por los empresarios avícolas.

“Ellos (los avicultores) tienen el precio que estimen conveniente, pero también los comerciantes tienen derecho a reclamar, y el Estado a hacer sus estudios y a tomar sus propias medidas”, manifestó.

El funcionario negó que el gobierno haya acordado con la empresa privada mantener el alza en el precio del alimento, tal como lo informó el pasado martes el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri.

“No podemos llegar en este momento a ese acuerdo, cuando la posición es unilateral. Tenemos que regresar a analizar cuál es la situación”, expresó Solórzano.

Precio no subirá más
Sin embargo, al ser consultado por EL NUEVO DIARIO, Donald Tuckler, Director Ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de Avicultores y Productores de Alimentos, Anapa, sostuvo que el sector acordó con el gobierno que el ajuste realizado representa una estabilidad de precios para el resto del año.

Es decir, que con el aumento, que sitúa a la carne de pollo entre 25 y 30 córdobas por libra, no se registrará ningún otro incremento en los pocos más de tres meses de este 2011.

“El mercado te dicta una realidad de precios variables. El ajuste que se anunció desde la semana pasada, son precios que llegan a ser máximos, luego cada empresa tiene su propia decisión”, enfatizó, sin descartar una baja en el valor de venta del pollo, con base en las condiciones de mercado.