•  |
  •  |

Las afectaciones técnicas de la planta Momotombo y su salida del Sistema Interconectado Nacional, SIN, combinado con la poca producción de energía eólica, ha ocasionado que la oferta de generación renovable en el país se reduzca, y se eleve la operatividad con las plantas de generación térmica, que dependen de los derivados del petróleo, reconocieron ayer fuentes del sector energético.

La planta Momotombo, administrada por la empresa Ormat Momotombo Power Company, de socios israelíes, salió de operaciones desde hace una semana por graves fallas mecánicas que podrían tardar varias semanas en repararse.

Fuentes consultadas por EL NUEVO DIARIO, que prefirieron conservar el anonimato, explicaron que actualmente la producción energética en el país es del 90 por ciento térmica, donde el mayor aporte lo hacen las generadoras de la empresa Alba de Nicaragua, Albanisa, con 250 megavatios de potencia.

El costo del megavatio producido se ha disparado entre los 195.5 dólares y los 201 dólares en esta semana.

Preparan defensa

Luego de conocer el interés del gobierno, que pretende obligar a Ormat a invertir más recursos económicos para elevar el potencial generador de la planta Momotombo, los directivos de la empresa manifestaron de forma breve a EL NUEVO DIARIO, que por el momento se están preparando y analizando la situación, para en un futuro pronunciarse.

Ernesto Martínez Tiffer, Presidente Ejecutivo de la Empresa Nicaragüense de Electricidad, ENEL, confirmó en esta semana que la producción de la geotérmica Momotombo se había reducido, pero destacó que el contrato que permite a Ormat administrar este campo, se vence en el año 2014.

“Legalmente estamos buscando cómo hacer para obligar a esta gente a que haga las inversiones para que nos dejen la planta a como ellos la recibieron. El contrato  dice que el campo geotérmico Momotombo y sus instalaciones serán devueltos a sus dueños en las mismas condiciones en que se encontraron. Las cláusulas las están viendo los abogados y hay formas para obligar a que nos entreguen la planta en las mismas condiciones en que la recibieron”, dijo Tiffer el pasado martes a un medio oficialista.

Este interés del gobierno central (por recuperar Momotombo), que maneja buenas relaciones con el gobierno de Palestina, se produce en medio de una situación política donde Israel se opone a que el Estado palestino sea reconocido como miembro de la Organización de Naciones Unidas, ONU.

“Estamos analizando la situación para prepararnos y así emitir un criterio. Por el momento no emitiremos información al respecto”, dijo ayer vía telefónica David Stadthagen, gerente general de Ormat.

“Fuel oil” más caro en septiembre
César Zamora, presidente de la empresa AEI Nicaragua, destacó ayer que en el mes de septiembre el precio del combustible fuel oil, que se usa para producir energía, se ha disparado hasta los 99 dólares por barril, lo que ha incidido en que los costos promedios de generación se eleven.

Zamora  indicó  que el precio promedio de generación energética en esta semana ha estado en 175 dólares por megavatio y afirmó que el SIN está operando en su mayoría con las plantas térmicas y que sólo un mínimo de la demanda es cubierta con las hidroeléctricas Centroamérica y “Carlos Fonseca”.

“La producción eólica ha bajado porque en estos meses hay menos incidencia de los vientos en el país. Esto es normal, considerando que estamos en la época lluviosa del año”, explicó.

Ayer, el Centro Nacional de Despacho de Carga, CNDC, reportó una demanda de energía de 500 megavatios de potencia en horas pico en el país y un precio de compra de 176 dólares, con una producción energética que en su mayoría era de las plantas administradas por Albanisa (Che Guevara).