•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

En la lucha contra la trata de personas recientemente los cinco países centroamericanos, mas Panamá y Belice se reunieron en Nicaragua para la creación de la Comisión Regional Contra la Trata que será encabezada por Nicaragua, Costa Rica y Guatemala.

Eloy Isabá, en representación del Ministerio de Gobernación y secretario ejecutivo de la Coalición Nacional que aborda la temática, señala que en medio de estas acciones macro, paralelo se impulsa la concientización de la población ante el problema.

Así una de estas actividades importantes en el carácter preventivo lo impulsa la organización Save the Children, con el financiamiento de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AECID, que como parte de su proyecto contra la trata de personas, crearon el concurso periodístico regional para incentivar la creación de trabajos a favor de la niñez, como parte del convenio “Violencia y trata de personas”.

Ayer se concluyó con la etapa nacional en la cual el licenciado Melvin Martínez, periodista del semanario La Calle, obtuvo el premio a mejor trabajo en prensa escrita con su publicación titulada “Mas allá del rapto, el abuso y el prostíbulo”, en la categoría de radio el ganador fue Roberto José Ordóñez, de radio Bautista con su reportaje radial “Evitar ser la próxima víctima de la trata de personas”, mientras en la categoría de televisión el reconocimiento fue para Anne Kennet Müller, del programa televisivo “Visión Policial”.

Benjamín Phillip, director de país de Save the Children, dijo que una parte muy importante de la lucha contra la trata de personas es la educación y sensibilización para prevenir y evitar este delito que afecta a centenares de nicaragüenses destinados a la esclavitud laboral o la explotación sexual comercial.

El jurado calificador estuvo compuesto por el doctor Isabá, el reconocido periodista y editor de EL NUEVO DIARIO, Oliver Gómez, Francisco Austín, responsable de programas de la AECID, y Ramón Meneces, gerente de comunicación y abogacía de Save the Children.

Determinaron que el concurso permitió a los comunicadores informar a la población sobre la trata de personas, siendo ésta una forma de esclavitud, considerada como un delito de lesa humanidad, que vulnera los derechos de millones de personas en todo el mundo.

Próximamente los periodistas nicaragüenses ganadores después participaran con sus trabajos a nivel regional con comunicadores ganadores en El Salvador, Honduras y Guatemala.