•  |
  •  |

Por segundo día, los estudiantes de la Universidad Nacional Agraria, UNA, salieron a la Carretera Norte a demandar públicamente la renuncia de toda la estructura de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, UNEN, en ese recinto, por inconformidad con la forma como manejaron los recursos destinados a beneficiar al estudiantado.

Durante unas tres horas, los jóvenes realizaron un tranque vehicular frente a la sede de la UNA, en reacción a la negativa de los dirigentes a dejar el cargo.

“Queremos sacar a todo UNEN porque son corruptos, no rinden cuentas del presupuesto”, expresó Reny Sánchez, vicepresidente de grupo de la carrera de Ingeniería Agrícola.

En horas de la tarde, los  reclamantes convinieron con el rector de la UNA, Telémaco Talavera, parar las protestas, pero le solicitaron manifestarles a los dirigentes que desde hace días “no dan la cara”, que renuncien de una vez. La reunión entre el rector y los dirigentes ocurrió durante horas de la noche de ayer.

Los estudiantes, además, fijaron para el martes una Asamblea General para que la comunidad universitaria defina los procesos que le permitirán tener una dirigencia estudiantil interina.

Telémaco: si cometieron falta serán castigados
El rector de la UNA explicó que los señalamientos de malos manejos de fondos que están haciendo los estudiantes en contra de sus actuales dirigentes, serán investigados a fondo por la universidad, y de determinarse ciertos tomarían las medidas correspondientes apegadas al reglamento interno de esa casa de estudio.

También dijo que averiguarán los mecanismos del supuesto lucro, pues de acuerdo con lo expuesto por los estudiantes, lo realizaban con la colaboración de los centros de fotocopias con los que se tiene convenios de canje de bonos. Se supone que en vez de canjear los bonos por fotocopias, los líderes estudiantiles sacaban recargas telefónicas, dulces y hasta productos de belleza femeninos como esmaltes de uñas.

Talavera remarcó que todos los fondos de UNEN–UNA son canalizados por la administración de la universidad, con el debido soporte que demuestra que es para beneficio del estudiantado, pero ya una vez en las manos de la dirigencia son ellos los responsables de velar para que sean bien utilizados.