•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |

El Obispo Auxiliar de Managua, monseñor Silvio José Báez, afirmó ayer en Costa Rica que ve en el gobierno de Daniel Ortega “el germen de una dictadura creciendo”.

El alto cargo de la Iglesia Católica nicaragüense se refirió al tema luego de participar en un foro migratorio en Moravia, San José, Costa Rica.

“En este momento no se puede hablar de una dictadura donde no hay libertad de expresión o donde el Gobierno ejerce violencia contra las personas. Pero sí vemos el germen de una dictadura creciendo en Nicaragua. Vemos como si se estuviera ya formando”, dijo el Obispo al salir de la Casa Espiritualidad María Catarena Di Maggio.

En ese lugar, el prelado expuso sobre “Migrantes y Migración en el antiguo testamento”, en el encuentro ecuménico: “Dos pueblos, una familia”, organizado por la asociación Ticos y Nicas somos hermanos.

Al ser abordado por varios medios, Báez dijo que si el gobierno de Ortega sigue en el poder, “debería purificar los proyectos sociales, eliminar privilegios a las personas afines al partido o al gobierno, fortalecer las instituciones democráticas y reconstruir el Estado de Derecho del país, donde el poder esté sujeto a la ley y no la ley en modo arbitrario en manos de una persona. Es el único modo de salvar la democracia en Nicaragua”.

El Obispo marcó distancia, una vez más, entre el cardenal Miguel Obando y la Conferencia Episcopal, aunque elogió su personalidad “brillante”, pero que “ha pasado a la historia del país”.

“Su cercanía al Gobierno es una decisión de él. Él no pertenece a la Conferencia Episcopal, es emérito, no tiene una Iglesia a su cargo, no tiene potestad jurídica ni pastoral en ninguna diócesis, es un obispo retirado”, explicó.

Báez dijo que la Iglesia Católica en Nicaragua ha buscado un diálogo, un pacto social, pero que su llamado no ha sido escuchado.