•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La pena máxima de 30 años de prisión para Yazker Blandón, asesino confeso del padre Marlon Pupiro, pidieron esta mañana el Ministerio Público y el acusador particular que representa a la familia del sacerdote, Francisco Fletes, durante la audiencia de debate de pena.

Tanto la Fiscal Auxiliar, Fabiola Mendoza y Fletes coincidieron en pedir 30 años por asesinato y siete por el robo agravado de la camioneta, pero hicieron la salvedad que la pena no podría exceder más de 30 por razones constitucionales.

Por su parte el abogado defensor Yazker Blandón, aspira que al acusado le den entre 19 y 20 años de prisión.

La familia del padre Marlon Pupiro dijo que sólo aceptarían la exhumación del cadáver del sacerdote, si la práctica forense es hecha por médicos forenses extranjeros, esto porque, según ellos, ha existido muchas contradicciones en lo que informó la Policía y el dictamen del Instituto de Medicina Legal.