•  |
  •  |

Decenas de pobladores del municipio de La Concepción, Masaya, protestaron este mediodía frente al centro recreativo La Borgoña, ubicado en el kilómetro 20 de la carretera a Ticuantepe.

Armados con morteros y piedras, los concheños se oponían a la reapertura del centro recreativo, programada para estos días.

En La Borgoña laboraba Yazker Blandón, el asesino del padre Marlon Ernesto Pupiro García, párroco de la Iglesia Inmaculada Concepción de María.