•  |
  •  |

Una oficial de la Policía del municipio de Masatepe denunció que la hija del edil, Marisol Morales, pretende arrebatarle una casa que le fue adjudicada a través del proyecto de vivienda ejecutado por el gobierno de China-Taiwan, y coordinado por la comuna.    

La oficial Claudia Núñez Sevilla trabaja en la Comisaría de la Mujer, Niñez y Adolescencia de la Policía de Masaya, pero habita en Masatepe. Es madre soltera, de escasos recursos, y alquila una vivienda. Sus sueños han sido tener una casa propia y desde hace mucho tiempo ha solicitado ayuda para poder obtenerla.

En mayo de este año su rostro reflejó una sonrisa cuando desde la Alcaldía de Masatepe le dijeron que había resultado beneficiada con una vivienda obtenida del proyecto impulsado por China-Taiwan.

La entrega simbólica de las casas se hizo con bombos y platillos en un evento en el que el entonces embajador de ese país en Nicaragua, Chin Mu Wu, le entregó las llaves de lo que sería su vivienda.

Le quitaron las llaves
Pero algo extraño ocurrió después, cuando Porfirio Tapia, responsable de Servicios Municipales de la Alcaldía le quitó las llaves de la vivienda a ella y a otras beneficiadas.

La denunciante aseguró que el pasado 15 de julio, su hermano, Marlon Núñez, le contó que miró en la vivienda a la hija del alcalde y a su esposo, por lo que ha puesto la queja.

“Esta situación para mí es preocupante. Me siento víctima de parte de la hija del alcalde, Marisol Morales Álvarez, por su actitud manifiesta de querer arrebatarme el bien social que me fue donado, sin que ella tenga respaldo ni razones legales ni sociales”, dijo Núñez.     

Nadie responde
El pasado 27 de julio, la afectada hizo llegar una carta a las autoridades de la alcaldía, en las que manifiesta su malestar, pero hasta la fecha no ha recibido una respuesta.

La vicealcaldesa de Masatepe, Jamileth López, aseguró haber recibido dicha carta, pero que no ha comprobado los hechos y que investigará la denuncia.

Llamamos a la oficina y al celular del alcalde, Luis Morales Mercado, para conocer su versión del caso, pero una secretaria nos dijo que estaba en reunión, y las llamadas no las contestó.
   
Otras anomalías sin resolver
En agosto de este año, EL NUEVO DIARIO recibió una denuncia que señaló al responsable de la Unidad de Adquisiciones de la Alcaldía de Masatepe, Alejandro Molina, quien junto a Emerson Castro, propietario de una pequeña empresa de accesorios de computación, habrían defraudado a la comuna por un monto de 194 mil 63 córdobas con 20 centavos, por la supuesta compra de artículos para computadoras, el 17 de marzo de 2009, usurpando la identidad del señor Horacio López y de su empresa.

Desde entonces, el caso lo conoció Mauricio Hernández, responsable de la Unidad de Auditoría en la comuna masatepina, pero hasta la fecha aseguró que “eso quedó igual, porque no me suministraron la información que yo solicitaba para hacer el análisis, por eso la investigación no continuó”.

Aseveró que ya ha enviado dos avisos a la administración del alcalde Morales y que enviará el tercero y último, pero si no obtiene respuesta, procederá a enviar su informe a la Contraloría General de la República para que se tomen las medidas correspondientes.

La vicealcaldesa tampoco supo precisar si hubo malversación de fondos en ese lugar.

“Tengo entendido que eso ya fue cerrado y que hasta fue despedido el funcionario, pero hasta allí yo no puedo darle más detalles, porque realmente he estado fuera de la alcaldía por mucho tiempo”, justificó López.

Lo que parece desconocer la vicealcaldesa es que, según un documento oficial del despacho del alcalde Morales, obtenido por END, el pasado primero de agosto el edil mandó a recontratar a Alejandro Molina y le dio el cargo de Responsable de Proyectos.