•   Miami, EU / EFE  |
  •  |
  •  |

Un grupo de nicaragüenses en Estados Unidos pidió este lunes a la comunidad internacional no reconocer al candidato que gane las elecciones presidenciales de Nicaragua en noviembre próximo, por considerar que los comicios “son ilegales” al excluir a más de un millón de electores en el exterior.

“Cualquiera que gane sin los votos de nosotros en el exterior es un candidato que es elegido ilegalmente porque nos están quitando el derecho a sufragar”, dijo a Efe José Zúniga, presidente de la Coalición Interamericana para la Democracia, con sede en Miami.

La Organización de Estados Americanos (OEA) y la comunidad internacional, enfatizó, “no pueden ni deben seguir permitiendo que en Nicaragua se violen los derechos humanos”.
Los nicaragüenses en el exterior han denunciado que el Gobierno del país centroamericano no les emite la cédula de identidad, documento requerido para votar, y tampoco instala juntas electorales, aún cuando su Constitución establece el derecho a sufragar en el extranjero.

La mayoría de los electores nicaragüenses fuera de su país están en Costa Rica y Estados Unidos, según datos del activista.

Repercute no emisión de cédulas
“También existe una exclusión de gran cantidad de nicaragüenses dentro del territorio de Nicaragua al negarles su participación en el proceso electoral por no entregarles sus cédulas a su debido tiempo o por no reemplazar las vencidas”, precisó.

Zúniga dijo que entregará un documento a los representantes de los países miembros de la OEA, organismo que supervisará las elecciones del 6 de noviembre, en el que exhortan “a la comunidad internacional, a Gobiernos, organizaciones internacionales y civiles
a no reconocer a ningún Gobierno que resulte electo en las elecciones”.

La Coalición Interamericana para la Democracia en mayo pasado acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para denunciar la situación de los nicaragüenses y solicitar medidas cautelares.

“Ilegalidades en CSE”
Zúniga informó hoy que presuntamente existen otras “ilegalidades” como la “situación” de los magistrados que integran el Consejo Supremo Electoral (CSE).

“Se les venció el término, ellos son designados por cinco años y el presidente Daniel Ortega les prorrogó el periodo mediante un decreto, lo que es ilegal porque quien nombra a los magistrados es la Asamblea Nacional (Parlamento)”, precisó el activista.

El CSE también ha cancelado “arbitrariamente” candidaturas a diputados “por razones puramente partidarias, fuera del tiempo de impugnaciones estipulado por el calendario electoral y basándose en leyes del Gobierno de Colombia y no en las leyes nicaragüenses”, según el documento de 16 páginas al que Efe tuvo acceso.

Unos 3.4 millones de nicaragüenses elegirán presidente, vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 ante el Parlamento Centroamericano.