•  |
  •  |

Los recursos naturales y las tierras son el eje de los conflictos para los pueblos indígenas, según el sociólogo Manuel Ortega Hegg, agregando que los derechos para estos grupos existen, pero que la ley escrita debe pasar a la práctica y respetarse.

Los señalamientos fueron hechos durante el Primer Encuentro de Autoridades Indígenas y Afrodescendientes: “Los derechos colectivos en el contexto de la integración centroamericana”.

El evento busca identificar retos y compromisos de los pueblos indígenas y afrodescendientes para incrementar su incidencia en la agenda de integración regional, teniendo como centro el respeto a sus derechos colectivos.  

Asimismo, busca facilitar un espacio de diálogo, reflexión, debate y construcción de propuestas desde las autoridades indígenas y afrodescendientes a nivel de Centroamérica y el Caribe.

Mencionó que los conflictos por la tierra y la titulación --como lo que actualmente ocurre en la comunidad de Karatá, en Bilwi-- son constantes, dado los intereses existentes sobre los recursos de los territorios indígenas.

Pobres en tierras ricas
Señaló que la pobreza en las comunidades indígenas y afrodescendientes es el común denominador, no sólo en Nicaragua, sino también a nivel regional.

Sin embargo, resulta inexplicable por qué sucede esto, cuando son poseedores de las tierras más ricas de sus países.

Ortega comentó que en la región centroamericana se desarrolla un proceso de integración económica, política y social que no incluye las reivindicaciones de los pueblos indígenas y afrodescendientes.

En este contexto, la mesa de homólogos de pueblos indígenas participantes en la IX Confedelcca, Costa Rica 2010, concluyó que en Centroamérica existe una tendencia a la invisibilización de los derechos de los pueblos indígenas y afrodescendientes, la cual se manifiesta en el poco reconocimiento legal y en la falta de políticas públicas a su favor.

Se destacó que la realidad descrita anteriormente plantea la necesidad de reforzar los mecanismos de articulación regional y de fortalecer las capacidades de los líderes indígenas y afrodescendientes, para que participen de manera más efectiva en la formulación y en la ejecución de políticas públicas en los ámbitos local, nacional y regional.

La actividad fue impulsada por la Red Nicaragüense por la Democracia y el Desarrollo Local y por la Conferencia Centroamericana y del Caribe por la Descentralización del Estado y el Desarrollo Local, Confedelcca.