•  |
  •  |

Tres de cada cuatro nicaragüenses consideran que la legislación relacionada con el aborto terapéutico debe cambiar o ser revisada, especialmente cuando está en riesgo la vida de una mujer, revela un sondeo de opinión de la encuestadora M&R Consultores.

El dato fue proporcionado durante la presentación del Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, sobre los resultados de la encuesta ¿Qué opina la población sobre el aborto? En la misma fueron consultados 1,600 mujeres y hombres.

Al preguntar sobre las causales para permitir el aborto terapéutico, hay un claro acuerdo de que cuando está en peligro la vida de la mujer, se debe permitir, según el 63.4% de los consultados.
Por el contrario, muy poca aprobación existe por la aplicación del aborto en caso de violación y de incesto.

Más de la mitad, el 53% de las personas entrevistadas, consideran que la decisión debe ser únicamente de la mujer. El resto considera que debe decidir la pareja. Tan solo 1 de cada 20 personas cree que la acción deba decidirla una autoridad religiosa.

Aunque los candidatos de las elecciones de este año procuran evitar hablar del tema, la encuesta determina que el 76.6% de los entrevistados están en espera de que incluyan el tema en sus programas de gobierno.

Un problema grave
Tres de cada cuatro personas opina que el aborto terapéutico es un problema grave en nuestro país.
Hay que destacar que seis de cada 10 entrevistados consideran que el aborto terapéutico es un problema de salud, y únicamente para cuatro de cada diez esto es un tema religioso.

Juanita Jiménez, en representación del MAM, mencionó que las instancias oficiales tienen una voluntad política de ocultar la problemática, para minimizar la verdadera situación, sin embargo, “ahora vemos que hay una aceptación mayoritaria en relación con el aborto terapéutico, y es un avance en la opinión pública como resultado de la información proporcionada y el debate que la temática ha generado”.

El estudio se presentó en el marco de las acciones del Día Internacional por la Despenalización del Aborto Terapéutico en América Latina y el Caribe, que se conmemora hoy, el cual inició con una caminata que lleva por lema; “Por el derecho a decidir”, y que se realizará en la avenida de las Naciones Unidas, mientras el Colectivo 8 de Marzo llevará a cabo una velada por la vida de las mujeres.

Amnistía Internacional, en una declaración pública, se une a la campaña regional por la despenalización del aborto en América Latina y el Caribe bajo el lema: “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir”, y señalan que restringir el acceso a los derechos sexuales y reproductivos pone en grave peligro los derechos humanos de mujeres y niñas.

Instaron a que los gobiernos garanticen el acceso de mujeres y de niñas a sus derechos, despenalizando el aborto y promoviendo planes de educación sexual, y acceso a servicios e información de planificación familiar para todos, haciendo realidad que todas las  mujeres decidan de manera libre e informada, sobre cuándo desean tener hijos y cuántos, sin coacción o discriminación.

A pesar de ser suscriptor de acuerdos internacionales contra la violencia hacia la mujer, el Estado de Nicaragua es uno de los seis países, entre 193 que conforman el Sistema de Naciones Unidas, que no permite el aborto para salvar la vida de la mujer o preservar su derecho a la salud física y síquica.