•  |
  •  |

Aunque el presidente y magistrado con cargo vencido del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas Reyes, explica que un error no anula los otros votos en una boleta única, la decisión de este cambio es violatorio de la Ley Electoral, consideraron expertos y políticos.

Según los consultados, es atentatoria de la ley porque es específica al describir que se deben separar los votos nulos y los votos válidos de cada partido. Además, hay otros cuestionamientos a este cambio del sistema de votación, cuando solo faltan 36 días para las elecciones y cuando la costumbre de usar cuatro boletas lleva 20 años en la historia del país.

Rivas propone usar como boleta electoral un solo pliego con cuatro tramos de elección, correspondiente a los candidatos presidenciales, diputados nacionales, departamentales y al Parlamento Centroamericano, Parlacén.

En ese sentido, la boleta única consistiría en un documento que lleve en la parte superior la elección de los candidatos presidenciales con sus respectivas casillas; luego viene otro tramo con los candidatos a diputados departamentales, y así sucesivamente hasta completar cuatro tramos de elección con sus respectivas casillas y espacios para votar, explicó ayer Roberto Rivas, en una entrevista concedida a un programa de televisión oficialista, donde no detalló qué dimensiones tendría la boleta de acuerdo a estas nuevas características.

Un error no anula toda la boleta

Explicó que si por “error” alguien marca dos veces en el tramo (por ejemplo) de los diputados departamentales, solo se anula el voto de los diputados departamentales, pero los “otros tres votos quedan válidos”. Este sistema simplificará el proceso electoral para los ciudadanos, según dijo el magistrado con cargo vencido, quien también argumentó que evitará la confusión a la hora de depositar el voto en una sola urna electoral, ya no en cuatro.

Como ya es costumbre, el magistrado cuestionó a los medios de comunicación, y negó que ya esté publicado un “manual paso a paso”. Por otra parte, expresó que la indicación en el Manual de Ética, que ordena no hacer publicaciones ni reproducciones de las leyes y normativas electorales, “fue puesto única y exclusivamente por el caso del IRI (Instituto Republicano Institucional)”, organización que en las elecciones presidenciales de 2006 capacitó con un reglamento de 2001, que contenía información electoral. Sin embargo, en el Manual de Ética no se hacen todas estas especificaciones y todo es entendido de manera general.

Copias “personalizadas”

También aclaró que cada alianza política tiene derecho a una copia “personalizada” del acta de escrutinio, porque las actas estarán designadas para cada alianza política con personalidad jurídica. Detalló que cada una de estas actas va tener un número de centro de votación, código de Junta Receptora de Votos y código de barra.

Con todo, aún hay críticas que rechazan usar la boleta única, como las del director ejecutivo del Instituto para el Desarrollo y la Democracia, Ipade, Mauricio Zúñiga, pues se abandona la forma clara y tradicional.

Pero si de ahorrar se trata, Zúñiga considera que lo que se ahorrarán en papel, se gastará en tinta para impresión de la boleta, porque de todos modos se tiene que imprimir cuatro veces para los respectivos cargos de elección popular.

Conteo complicado 

Por otra parte, Zúñiga advierte que es más sencillo para los miembros de las Juntas Receptoras de Votos, JRV, contar las boletas de cada elección, aunque sean cuatro, porque esto evita desorden y confusiones. Por el contrario, agregó que será más complicado manejar cuatro conteos de votos por cada cargo a elegir, y votos válidos y nulos con una sola boleta”.

El ex fiscal nacional del CSE, Alejandro Samaniego, también insistió ayer en que con este cambio se está violando la Ley Electoral, porque claramente se explica en el artículo 27, inciso 9, que las boletas se tienen que separar de acuerdo con los votos nulos y los votos correspondientes a cada partido, pero si en la misma boleta van votos nulos y votos a diferentes partidos (voto cruzado) esto no se podrá separar de acuerdo a lo que dice la ley.

Igualmente, la disposición de una “boleta única” viola las especificaciones expuestas en los artículos 115, 116 y 123 de la Ley Electoral, que hablan de “urnas”, en plural.

Samaniego explicó que en las últimas elecciones nacionales los votos nulos representaron un 3%, y en las municipales se incrementaron a un 8%, lo que deja ver que la gente tiene dificultades para votar, y este nuevo sistema vendría a perjudicar más esta situación. El exfiscal tampoco cree que lo estén haciendo por ahorro, porque considera que el CSE ya tenía un presupuesto destinado para las cuatro boletas.

Boletas confusas

El candidato presidencial del Alianza Por la República, APRE, Róger Guevara Mena, en la misma línea, dijo que  “esto confundirá a los votantes, porque ellos están pensando en la ley. Los partidos instruimos a los votantes a la descripción de la ley, y este cambio crea más confusiones que claridades”.

La expresidenta del CSE, Rosa Marina Zelaya, lamentó esta decisión del CSE, porque considera que se está retrocediendo en el sistema democrático de elección, se está provocando el voto nulo e induciendo el voto en cascada, lo cual contradice la democracia pluralista.

Recordó que cuando se discutió ampliamente el uso de las cuatro boletas electorales, se decidió ese sistema para tratar de respetar y fomentar el pluralismo partidario, y para que los ciudadanos tuvieran la oportunidad de votar con facilidad. Advirtió que el 6 de noviembre estaremos ante una “confusión” que incrementará el voto nulo, ante esta nueva decisión de una boleta única.

Antecedente de costos de la boleta electoral

En las elecciones nacionales de 2006 se imprimieron 15 millones de boletas electorales, correspondientes a 4 unidades por cada uno de los 3.4 millones de ciudadanos registrados en el Padrón Electoral. En ese entonces, significó un costo de 4 millones 312 mil 500 córdobas.

El gerente de operaciones de la imprenta Arte & Diseño S. A. (Ardisa), Ricardo Cuadra, explica que si en vez de imprimir cuatro boletas por ciudadano, se imprimiera una por persona, efectivamente se reducen los costos, aunque no quiso aventurarse a cuantificar un aproximado, porque aún no se conoce cuál sería el tamaño de la boleta, tipo de papel y otras características de la impresión.

Por otra parte, el gerente general de la empresa Ardisa, Gabriel Chamorro, quien estuvo al frente de la impresión de las boletas en 2006, está seguro de que aunque se imprima una sola boleta por persona, no se reducen los costos, y lo que sí realmente considera que se reduce es el tiempo de impresión.

Roberto Rivas ha oficializado que el Padrón Electoral con el que trabajarán este año es de unos 3 millones 400 mil ciudadanos, de los cuales es probable que vote un 85%, equivalente a 2 millones 800 mil personas.