•  |
  •  |

Dirigentes del sector transporte de la zona central del país, revelaron ayer que  las autoridades del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, destituyeron al director de Transporte Terrestre, Guillermo Zapata, porque se negó a seguir autorizando el Permiso Especial para Control Operativo, PECO, y a legalizar una serie de rutas interurbanas que pertenecen a cooperativas afines al Gobierno.

Alejandro Duarte, transportista de la Cooperativa Central de Nicaragua, Cootracelnic, señaló que Zapata fue removido de su cargo porque firmó “bajo protesta” una serie de PECO, que dan la autorización a rutas en la zona central, pero que son de socios que invaden corredores establecidos.

“La Ley General de Transporte Terrestre es clara, y prohíbe al MTI autorizar cualquier permiso o concesión que garantice la entrada en operaciones de nuevas rutas. Como  Guillermo Zapata se opuso a seguir autorizando estos permisos, le costó su puesto”, indicó.

Viceministro confirma salida
Franklin Sequeira, Viceministro de Transporte, no quiso brindar detalles al respecto, y se limitó a decir que Zapata había renunciado por su propia voluntad.

“No se ha destituido a nadie, él (Guillermo Zapata) renunció voluntariamente”, dijo de forma breve a EL NUEVO DIARIO. Los transportistas reiteraron su denuncia de que en la institución se están dando negociaciones para legalizar una serie de rutas que actualmente operan sin una concesión validada, para así beneficiar a socios de cooperativas del corredor norte que son afines al Gobierno.

Esta semana, varios directivos se presentaron al MTI e intentaron reunirse con el viceministro Sequeira y exponer sus críticas respecto a esta situación, pero no fueron atendidos. Moisés Miranda, Presidente de la Unión de Cooperativas de la Zona Central del País, Unicotrazocp, aseguró que  Ley de Transporte dejó cerrada e impide al MTI entregar más concesiones o cualquier permiso de operación a transportistas con menos de 10 años de estar operando en una ruta definida.

Jairo Duarte, socio de la Cootracelnic, explicó que existen socios que están reclamando la activación de su ruta, que está inscrita a su nombre, y que se han llevado la sorpresa al ver que fue reasignada a otra persona sin que le hayan hecho una notificación, o para informar que se le dio de baja.

Tenemos los datos y pruebas de que esta situación se está dando en el MTI. Hay amenazas de muerte a los socios que intentan llevar los reclamos de su ruta, porque hay intereses de por medio de personas afines al Gobierno”, aseguró.