•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades de Honduras decomisaron hoy 118 pericos que eran llevados ilegalmente a El Salvador, procedentes de Nicaragua, informó una fuente oficial en Tegucigalpa.

Las aves fueron decomisadas por miembros de la Policía de Fronteras y la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Serna), en la aduana de El Amatillo, fronteriza con El Salvador, a dos individuos con procedencia de Nicaragua a bordo de un furgón.

Durante la incautación fueron detenidos los dos hombres, uno nicaragüense y el otro salvadoreño, aunque no fueron identificados por sus nombres, dijo a los periodistas la portavoz del Zoológico Rosy Walter de Tegucigalpa, Isis Vásquez.

Agregó que según el informe de las autoridades, los detenidos pretendían pasar los pericos en unas cajas de cartón que sirven para el empaque de frutas, pero las aves hicieron ruido y delataron la operación ilegal.

Vásquez indicó que los pericos estaban en condiciones precarias, a punto de asfixiarse, y que diez ya habían muerto por el hacinamiento en las cajas que los transportaban.

Añadió que los animales, de los que el 50 por ciento están emplumando y el resto son adultos, sufrieron maltrato, pero que los médicos veterinarios del zoológico tratarán de salvarlos.

Detenidos
Los traficantes de aves quedaron detenidos en una posta policial de El Amatillo, donde también se les decomisó el automóvil para continuar con el proceso de investigación.

Se estima que cada animal es vendido en Honduras a 1.500 lempiras (unos 78,5 dólares), pero en El Salvador pueden alcanzar un precio de hasta 100 dólares, según datos que manejan las autoridades.

Vásquez indicó que las personas que cometen el delito de tráfico de fauna pueden ser sentenciadas a entre cuatro y nueve años de prisión, pena que no es conmutable bajo fianza, según las leyes hondureñas.

"A estas personas tenemos entendido que en las próximas horas se les seguirá un juicio, aunque ellos en el momento de la captura argumentaron que desconocían lo que iba en las cajas", añadió la funcionaria.

Honduras en campaña contra tráfico ilegal
El zoológico de la capital hondureña es también un centro de rescate de todo tipo de fauna en peligro de extinción incautada a traficantes de especies, aunque en muchos casos los animales son sacados del país por puntos ciegos.

En septiembre pasado las autoridades hondureñas decomisaron 75 loras y pericos que tres mujeres nicaragüenses llevaban "emborrachados" desde su país hacia El Salvador, envueltos en telas impregnadas con licor para mantenerlos adormecidos.

Desde 2007, el Gobierno de Honduras lanzó una campaña contra la cacería y el tráfico de especies en peligro de extinción, pero no ha sido eficaz porque esa actividad ha continuado por puntos ciegos en las fronteras con los países vecinos, según denuncias de pobladores.

La campaña cuenta con operaciones de vigilancia de policías y militares junto a las autoridades responsables de la protección de la naturaleza, además de la aplicación de medidas administrativas contra quienes se dediquen a la caza y tráfico ilegal de especies.

Entre las especies en peligro de extinción figuran el venado cola blanca, jaguar, puma, mico de noche, manatí, iguana verde, zorro gris, tigrillo, tucán, guara (guacamaya) roja, loras y pericos.