•  |
  •  |
  • Pakistán / EFE

Colombia / EFE

Colombia y Nicaragua resolvieron hace mucho sus diferencias sobre el archipiélago caribeño de San Andrés y Providencia, que Managua reclama como suyo, dijo hoy el agente colombiano ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Julio Londoño.

El también embajador colombiano en Cuba sostuvo que los pactos o declaraciones que los dos países firmaron de 1929 a 1937 "exceptúan precisamente de la competencia de la Corte los asuntos ya resueltos entre las partes".

"Por lo tanto, la Corte carece de competencia para pronunciarse sobre el particular", puntualizó Londoño en declaraciones que ofreció a la prensa en Cartagena, adonde viajó para participar en la asamblea anual de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi).

El diplomático observó que ese ha sido el sentido de la intervención del equipo de su país en el proceso de excepciones preliminares en el que está la demanda interpuesta por Nicaragua ante La Haya.

El gobierno formalizó el contencioso en 2001, una vez que declaró inválido el Tratado Esguerra-Bárcenas que Bogotá y Managua suscribieron en 1928 y por el cual se ratificó la soberanía de Colombia sobre el archipiélago de San Andrés y Providencia, situado a más de mil 700 kilómetros al norte de Bogotá.

Según alega Nicaragua, que reclama unos 50 mil kilómetros cuadrados en el Caribe, ese documento no tiene validez por haber sido firmado en una época en la que el país centroamericano estaba invadido por tropas estadounidenses.

En La Haya, "Colombia ya hecho lo que tiene que hacer, que es decirle a la Corte 'usted no es competente'", dijo Londoño, quien observó que espera que este tribunal informe a finales de este año o comienzos del próximo si tiene o no competencia sobre el litigio.

El representante colombiano observó que, hasta ahora, "los alegatos que ha presentado Colombia son exclusivamente referidos a la competencia de la Corte".

"Es un incidente procesal y Colombia todavía no ha presentado sus alegatos de fondo, porque no es del caso y lo que estamos esperando es el fallo de la Corte sobre su competencia misma", subrayó el diplomático.