Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

Las negociaciones entre las bancadas de la municipalidad y el alcalde Dionisio Marenco sobre el tema de la basura llegaron ayer a su punto máximo, por lo que no se descartan sorpresas que hoy puedan ocurrir en la sesión plenaria del Concejo de Managua.

Lo anterior lo dejó entrever el concejal Carlos Valle, de la bancada Democrática (compuesta por dos ex PLC y dos del APRE), al hablar con EL NUEVO DIARIO después de salir de la reunión en la que también participaron los otros concejales de oposición.

Valle dijo que no se puede descartar un incremento salarial para los obreros de las recolectoras, pero no los 14 millones de córdobas que tiene como bandera Edgardo Cuarezma, aunque otras fuentes municipales conectadas al sandinismo señalaron que si le aumentan al los del Plantel Los Cocos, los de Batahola también van a saltar pidiendo su respectivo incremento salarial.

“Puede conjugarse una especie de incentivo junto a un cierre acelerado de La Chureca y establecer un nuevo botadero para Managua, y ver cómo se ocupa esta crisis para resolver de una sola vez la problemática del vertedero municipal que ya dio su vida útil”, dijo.

Gobierno pierde réditos políticos
Aseguró el concejal independiente que esta situación ya le dejó pérdidas políticas al gobierno de Ortega para la campaña electoral, “porque en las paradas de buses la gente dice: ‘Aquí --en la plaza capitalina-- el FSLN perdió las elecciones’, mientras otros dicen que es un pacto entre Arnoldo Alemán y Daniel Ortega para perjudicar la candidatura de Alexis Argüello, porque ahora le toca a un liberal asumir el gobierno municipal.

Indicó que a los que lanzaron esa campaña contra el edil de boicotear la recolección de basura, la situación se les convirtió en un “boomerang”, porque lo que hicieron fue levantar la imagen de Nicho Marenco, según dicen las últimas encuestas, y “esto parece que no le ha gustado a la pareja presidencial”.